Palacio de Justicia de Riohacha.
Palacio de Justicia de Riohacha.
-Publicidad-
-Publicidad-

Dos personas fueron condenadas a 14 años de prisión por haber participado en la muerte de José Gregorio Moscote Rodríguez, hecho de sangre ocurrido el 15 de marzo del año 2015 en el corregimiento de Galán, zona rural del Distrito de Riohacha.

Estas personas los hermanos: Ilder Rafael Pinto Brito y Albert Pinto Brito, quienes aceptaron los delitos que le imputó la Fiscalía y en circunstancias, la Juez Primero Penal del Circuito de Riohacha, Nayke Pimienta Reverol, quien tuvo en su poder las pruebas suficientes para cerrar este proceso y obrando en nombre de la república de Colombia, los condenó a 168 meses de prisión; porque fueron cómplices del delito de homicidio en concurso heterogéneo con fabricación y tráfico de armas.

Asimismo, se conoció que hubo un compromiso de paz y convivencia entre las dos familias ya que hubo muerto de parte y parte. Los condenados tenían detención domiciliaria y la Juez ordenó el traslado a la cárcel.

-Publicidad-

Este hecho de sangre sucedió el 15 de marzo del 2015, cuando se encontraban en el establecimiento de razón social Noris, Ilder Rafael Pinto Brito conocido con el alias de ‘Negro’ invita a una joven a bailar quien se negó, segundos después se generó una discusión entre el acompañante de la dama, conocido con el nombre de Teófilo.

En dicha discusión Teófilo resultó lesionado por Ilder quien lo golpeo con una varilla. En ese momento interviene José Gregorio Moscote Rodríguez, diciéndole a Ilder que -«la coja suave», siempre golpeando la gente-, de ahí se fueron a palabras. Ilder se marchó diciendo que se iba a armar, indica parte del proceso al que tuvo acceso La Guajira Hoy.

También le podría interesar: Rencilla desde el sábado de carnaval terminó con dos muertos en Galán

Tiempo después, unos 10 minutos aproximadamente, regresa en compañía de Albert Pinto, su hermano, quien al llegar lo primero que hace son unos tiros con una pistola que tenía en su poder, José Gregorio respondiéndole de la misma manera, también hace unos disparos al aire.

Seguidamente, Albert Pinto Brito y José Gregorio se paran en la mitad de la calle. Uno le decía al otro que si él le daba el otro también le daba. Como si se tratara de una película del oeste, ambos se dispararon en varias ocasiones.

A José Gregorio se le acabaron los tiros y a Albert se le encasquilla la pistola, cuando Albert arregla su arma de fuego, José Gregorio Moscote Rodríguez sale corriendo, pero las balas lo impactan resultando herido, es llevado de urgencia aún centro asistencial en Riohacha, pero fallece.