Condenan al exgobernador de La Guajira, José María Ballesteros Valdivieso, por corrupción
-Publicidad-
-Publicidad-

La Sala Penal de la Corte Suprema en segunda instancia, ratificó este miércoles la condena que en octubre del año anterior había proferido la Sala de Juzgamiento en Primera Instancia, contra el exgobernador de La Guajira José María Ballesteros Valdivieso.

Al Exgobernador de La Guajira lo condenaron a 14 años y 9 meses de prisión, por hechos de corrupción que cometió cuando ostentaba la dignidad de Gobernador del Departamento.

Según el diario eltiempo.com, Ballesteros Valdivieso había presentado un recurso contra la primera condena, la Sala Penal ratificó que es culpable por las irregularidades en un contrato por más de 17 mil millones de pesos para la investigación del dengue en ese departamento.

También le podría interesar José María Chemita Ballesteros será condenado por contrato del dengue

José María fue condenado por los delitos de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, peculado en favor de terceros y concusión.

El contrato se celebró en el 2014 y, según el expediente, Ballesteros Valdivieso no verificó la experiencia de la entidad que contrató para ese proyecto, que fue la Organización Latinoamericana para el Fomento de la Investigación en Salud (Olfis), sino que, por el contrario, le entregó el negocio a dedo.

Según la acusación de la Fiscalía, el entonces gobernador sabía y permitió la apropiación de dineros públicos por parte de terceros. En el proceso, la Fiscalía encontró que se inflaron costos de algunos elementos, como baldes de plástico en los que hubo sobrecostos de hasta 7 millones de pesos.

También le podría interesar: Exgobernador José María Ballesteros, condenado a 15 años de prisión

La Corte ratificó que aunque se le había sugerido al gobernador darle el contrato a una universidad que sí tenía experiencia en la investigación, la Gobernación solo invitó a participar a Olfis sin verificar su experiencia.

«Resulta impensable que el gobernador hubiera actuado guiado por el principio de buena fe o bajo una circunstancia de error porque cualquier persona prudente y diligente se habría percatado de la ausencia de la más mínima experiencia y capacidad administrativa de Olfis para la ejecución de este tipo de proyectos», dijo en el fallo de primera instancia la Corte, sentencia que fue ratificada este miércoles por el alto tribunal.

La Corte también encontró que los anticipos llevaron a que el contratista se quedara con dineros que eran públicos, y se pagó por gastos que nunca hicieron parte del proyecto.

«Para la Sala, las contrataciones realizadas por Olfis demuestran con suficiencia el desmedro del erario en significativa cuantía, pues en virtud de estos fictos contratos, un total de 175’969.528 pesos fueron dejados de invertir en el cumplimiento de los objetivos del proyecto de investigación», que era a donde debían ir esos recursos, dijo la Corte en su primera sentencia.

-Publicidad-