Cinco ovejos y dos patos, fueron algunas cosas de lo hurtado que lo logró recuperar la Policía en una finca en el municipio de Barrancas.
-Publicidad-
-Publicidad-

Unos cuatro delincuentes que se habían apoderado de varios elementos entre chivos, patos y otros enseres, los dejaron abandonados después de ser perseguidos por miembros de la fuerza pública, que terminó inclusive con cruce de disparos, pero al final lograron huir.

Este episodio ocurrió promediando las 10:00 de la noche de este jueves, cuando uniformados realizaban patrullaje sobre la calle 13 con carrera 11 del municipio de Fonseca, observan un vehículo Mazda 626 color champagne que al notar la presencia de la Policía emprende la huida hacia la carrera 14 vía que conduce al corregimiento de Conejo.

Los uniformados van tras ellos y comienza la persecución. Los policiales le hacen saber a los ocupantes del automotor en repetidas ocasiones que se detengan, pero no hacen caso. Los agentes del orden le piden apoyo a la unidad de Policía que se encuentra en el corregimiento de Conejo para que trate de detener el vehículo.

-Publicidad-

Los agentes que se encuentran en la base de inmediato hacen presencia sobre la vía y el vehículo que viene huyendo no atiende la señal que le hacen los policiales y sigue en movimiento, motivo por el cual se le impacta una de las llantas con arma de fuego para que reduzca su velocidad.

Los delincuentes continúan su marcha y a unos 500 metros más adelante intentan tomar la vía hacia el corregimiento de Cañaverales, municipio de San Juan del Cesar, pero al tener una llanta pinchada pierden el control y se estrellan contra un barranco deteniendo el vehículo.

En este vehículo se desplazaban los ladrones que lograron huir de la Policía.

Inmediatamente, los cuatro delincuentes descienden el automotor, salen a la huida hacia los potreros montañosos, uno de ellos acciona su arma de fuego en contra de la integridad de los uniformados, quienes responden con sus armas de dotación en repetidas ocasiones con la intención de salvaguardar su integridad física, sin tener ninguna captura.

Los uniformados registran el vehículo; encontrando 5 carneros, 2 pavos, una turbina sumergible, un parlante de música color rojo de marca silver, una estufa eléctrica, una licuadora, varias prendas de vestir, varios pares de zapatos y un chinchorro.

De inmediato, toman contacto con las estaciones de Policía de municipios aledaños para ver si tenían reporte de algún hurto a residencia, informando desde Barrancas que se había presentado un hurto en una finca y el propietario del predio se trasladaría hasta el sitio donde estaban los elementos.

Efectivamente, se reconocieron las pertenencias, manifestando que el robo ocurrió en una finca ubicada entre el casco urbano de Barrancas y el corregimiento de Papayal, que a sus trabajadores los habían atado y hurtado y que no solo eran esos elementos, si no muchos más que se habían llevado y se procede a la entrega de los mismos.

El automotor quedó en manos de la Policía que pondría a disposición de la Fiscalía General de la Nación y de inmediato comenzó la investigación a fin de determinar los posibles delincuentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here