Patrullero de la Policía, Deivis López Hernández y la señora Leidys Torres Rivas.

Por el delito de lesiones personales fue denunciado en la mañana de este miércoles el patrullero de la Policía, Deivis López Hernández, por haberle propinado una trompada en el rostro a una mujer y además, intentar patearla al tiempo que le pisó una mano cuando ella se encontraba en el suelo sosteniendo una riña con su progenitora. 

Los hechos sucedieron cerca de las 11:00 de la mañana este 16 de agosto en el barrio La Esperanza, cuando Leidys Ney Torres Rivas llega a la residencia de Nohemí Hernández, madre del indiciado, a llevarle una letra de cambio que esta última le exigía, siendo recibida con maltratos que según la denunciante la agarró por el cabello y comenzó a pegarle cachetadas y arañarle la cara.

El uniformado entra en escena a petición de la madre, quien, en medio de la trifulca, solicitó a uno de sus hijos que lo llamara, quien llegó iracundo y sin mediar palabras se fue contra la adversaria de su madre, esposándola inicialmente, pero por petición de un compañero se las quita y llama a una patrulla quien la condujo hasta el Palacio de Justicia donde le tomaron una declaración y luego la dejaron libre.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Es de resaltar que la riña se produjo por un acto de intolerancia, teniendo en cuenta que en la exigencia de la letra de cambio Nohemí le ofrece a la tenedora, formarle un escándalo en su sitio de trabajo, y esta para evitarlo va hasta su residencia.

La denuncia reza que al llegar “se sonríe abre la reja y me dice que entre, yo entro y jocosamente le digo que si me va a pegar en Anashiwaya, mejor que me pegué aquí a lo que ella le dice a su hijo Dewin que se encontraba allí que cierre la reja y la puerta, él cierra con seguro y ella de inmediato me agarra por el cabello y comienza a pegarme cachetadas, arañándome la cara; yo como pude también me defendí la golpeé, el hijo al ver que yo le pegue también me agarra y me tira al suelo”.

La denuncia fue instaurada por la afectada quien se identifica como Leidys Ney Torres Rivas, que también afecta a Nohemí Hernández, madre del uniformado, y al hermano de este que se llama Dewin López Hernández.

Torres Rivas finalmente, dijo haber ido a Medicina Legal y aunque no le entregaron el dictamen médico porque este es enviado a la Fiscalía General de la Nación, indicó que fue incapacitada por 20 días.

El agravante es que, López Hernández realizó esta acción usando el uniforme de la Institución cuando se encontraba en servicio, lo que va en contra de sus funciones de ayuda o protección, pero en este caso fue totalmente lo contrario.

Finalmente, en aras del equilibrio periodístico, La Guajira Hoy LGH, trató de conocer la versión del uniformado contactando inicialmente a su señora madre, quien haría el enlace, pero al final no fue posible conocer su declaración.