-Publicidad-
-Publicidad-

Desde la semana pasada, se conoció que dos personas que habitaban en el departamento de La Guajira se encontraban desaparecidas. Una en el municipio de Dibulla al norte de La Guajira y el otro en zona rural de su similar de Fonseca, en el sur.

El primero en desaparecerse del núcleo familiar fue, Alberto Pimienta Movil, más conocido como ‘Macho’ quien tenía problemas mentales; a quien dejaron de ver desde el lunes 3 de junio. De inmediato su familia puso la situación en conocimiento de las autoridades, al igual que comenzó su búsqueda por todo el municipio.

Después realizaron un afiche con una foto de ‘Macho’ la cual distribuyeron de manera física y por las redes sociales. En la mañana de este lunes festivo un campesino divisó el cadáver en estado de descomposición cerca de Maziruma y dio aviso a familiares y autoridades.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

La otra angustia vivían los familiares de Enzo Amith Toncel Guerra, mototaxista de oficio, quien había desaparecido desde el mediodía de este sábado 8 de junio, siendo buscado permanente por familiares, amigos y compañeros de la actividad de la cual conseguía el sustento para su familia.

Un día después de su ausencia, una información espuria, se corrió indicando que el cuerpo había sido encontrado tiroteado en un potrero de la zona rural de Fonseca, cerca al sitio donde fue hallada la motocicleta con el carruaje, dentro del arroyo Masteban en límites entre las veredas de Trigo y Cañaboba.

Parientes de Toncel Guerra, la Policía y la seccional de investigación judicial, Sijín, acudieron al lugar donde se suponía estaba y lograron constatar que todo fue una falsa alarma. Hoy lunes festivo fue visto un hombre muerto en un paraje adyacente a la ‘Sierra de Los Brito’.

El cadáver tenía aparente señal de tortura y amarrado a orillas de la carretera que une a los poblados de Guayacanal y Pozo Hondo en jurisdicción del municipio de Barrancas, según lo indicó su compañera de hogar Yinelca Pitre por la vestimenta que tenía puesta corresponde a Enzo, o el ‘Guaya’ como lo apodaban sus camaradas del gremio.

Las versiones sobre su muerte son imprecisas, porque según las autoridades, no fue para robarle, porque el mototaxi con el cual se ganaba el sustento diario, ni siquiera lo desvalijaron; es decir, se presume que las causas son otras que deberán investigar las autoridades.

Es preciso recordar que, la víctima era el hermano menor de Irma Toncel Guerra, mujer que junto a su esposo Emigdio Oñate Arrieta, murieran presuntamente calcinados el 13 de abril de 2024 en su propia residencia ubica en la calle 14 con carrera 22 del barrio Alto Prado de Fonseca.

También le puede interesar: Fallece por asfixia pareja en Fonseca

Los levantamientos de los cadáveres estuvieron a cargo de dos comisiones de la unidad de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI que los trasladó a la morgue de medicina legal en el municipio fronterizo de Maicao, en donde se encuentran los equipos para realizar esa clase de autopsias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí