A los detenidos se les imputaron los delitos de: tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado, y concierto para delinquir con fines de narcotráfico.
-Publicidad-
-Publicidad-

En una investigación de la Fiscalía General de la Nación en articulación con la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional y autoridades británicas, se puso al descubierto una red narcotraficante, que sería la responsable de sacar clorhidrato de cocaína y marihuana por la frontera con Venezuela hacia Europa y Centroamérica.

Hasta el momento, ocho personas se han privado de la libertad, las cuales están siendo señaladas de pertenecer a esta estructura, entre ellos los señalados cabecillas, quienes fueron capturados en diligencias simultáneas realizadas en los municipios de Maicao y Villanueva, en el departamento de La Guajira, y en la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander.

En las investigaciones se conoció cómo trabajaban estas personas, que trasladaban los cargamentos de estupefacientes a la alta Guajira y utilizaban a las comunidades indígenas para que ocultaran las caletas subterráneas ubicadas en las rancherías. En estos puntos, acopiaban la droga y, posteriormente, coordinaban su traslado a Venezuela.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Como entre los detenidos hay unos indígenas, muchos alijunas estaban aprendiendo el idioma wayuunaiki para que se les hiciera mucho más fácil la comunicación y así internarse entre los nativos para tratar de evadir a las autoridades.

En la investigación también se determinó que los narcotraficantes, adquirían la marihuana en el departamento del Cauca y el clorhidrato de cocaína en La Gabarra y Sardinata en Norte de Santander. Los estupefacientes eran transportados vía terrestre hasta La Guajira y, luego de permanecer ocultos unos días, los enviaban a zonas costeras de Venezuela para sacarlos en lanchas rápidas a Centroamérica y Europa.

Los principales cabecillas de la red serían Germán Iguarán Jayariyu, alias Viejo y Germán Segundo Iguarán Ramírez, alias Chacho, padre e hijo, respectivamente. Al parecer, coordinaban todo lo relacionado con el almacenamiento y ocultamiento de los alijos en las caletas.

Los demás capturados son: Juviniano Barrios, alias Borracho; Ronaldín Fernández, alias Chicho; Aristóbulo Cáceres Fuentes, alias Maracucho;  Raumir Alfredo Bolaño, alias Rau; Edkingson José Rosado Molina, alias Gusano y Dairo José Aparicio, alias Mero.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico imputó a estas personas los delitos de: tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado, y concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

En el curso de la investigación se le han realizado cuatro incautaciones a esta estructura criminal. Tres de estas entre el 28 de abril y el 08 de mayo de 2020, en zona rural del municipio de Uribia en el departamento de La Guajira. En inmediaciones de una ranchería fueron encontrados, en diferentes diligencias, 2.422 kilos de clorhidrato de cocaína.

El 3 de octubre de 2020, en una vía aledaña a la ranchería La Paz, fueron hallados 658 kilogramos de marihuana en una camioneta de placas venezolanas que había sido abandonada.