Instantes en que miembros de la Policía acordonaban en lugar. En el recuadro, el occiso. Imagen defectuosa de origen.
-Publicidad-

Dos personas que se transportaban en una motocicleta fueron impactadas en un cruce de disparos la noche de este viernes. Una quedó tendida sin vida a unos 100 metros, mientras que la otra resultó herida quedando al lado de la moto en el lugar de los hechos.

Los presuntos forajidos fueron identificados como Jahann David Mejía Martínez, de 30 años de edad, oriundo de Riohacha, quien recibió un impacto en la cabeza, falleciendo y el otro se hace llamar Federico López Cuadrado, de 23 años de edad, conductor de la moto y fue herido en la cadera, siendo trasladado de emergencia a un centro asistencial y se informó que se encuentra estable.

Las primeras versiones indican que, los dos hombres a bordo de la motocicleta, llegaron a un establecimiento de comida rápida a la calle 14 entre carrera 14 y 15, a pocos metros antes de llegar a la avenida de Turbay Ayala, pero conocida como Los Estudiantes.  

-Publicidad-

Sobre estos hechos se tejen dos versiones: La primera que habían llegado al establecimiento comercial con arma en mano y atracaron a los presentes, llevándose celulares y otras pertenencias. Luego el parrillero decide subirse al rodante, un hombre que observó la hecho, desenfundó un arma de fuego y la acciona contra los presuntos bandidos, presentándose un intercambio de disparos.

Miembros de la Policía tratan de ubicar evidencias físicas que servirían para esclarecer este hecho de sangre.

La otra que, los motociclistas llegaron al establecimiento con intenciones de robar, discutieron con un hombre, con quienes se enfrentaron a tiros. Al sentirse herido, Jahann David Mejía Martínez salió corriendo cayendo a unos 100 metros al lado del Estadio Federico Serrano Soto. Mientras que el otro quedó al lado de la moto a unos metros antes de llegar a la Avenida. Esto ocurrió pasadas las 9:00 de la noche.

En el violento episodio, el hombre resulta ileso, desaparece del lugar mientras que los dos motociclistas, con el saldo antes mencionado. En la escena del crimen se observaron varios celulares de alta gama y se comentó que se tratarían de equipos móviles que le habían arrebatado a ciudadanos minutos antes.

En el escenario se aglutinó mucha gente sin guardar el distanciamiento y algunos sin tapabocas; entre ellas, llegaron y lloraban sin consuelo familiares de Mejía Martínez, quien quedó boca abajo con un charco de sangre a su alrededor. Se dijo que este era residente del barrio Nuevo Horizonte.

Al cierre de la presente edición no se conocía una versión oficial de los hechos, de parte de las autoridades de Policía y muchos menos del secretario de Gobierno, Miguel Pitre Ruiz. El levantamiento del cadáver estuvo a cargo de una comisión del CTI de la Fiscalía General de la Nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here