Imagen de cortesía para referencia.
Imagen de cortesía para referencia.
-Publicidad-
-Publicidad-

El que un grupo de perros haya estado matando chivos y carneros en predio de la vereda de Hatico Viejo, ha obligado a dueños de rebaños a tener que tirotear a los caninos, aduciendo que los están llevando a la quiebra.

Se conoció que en la finca “El Escondido” al propietario Javier García, los hambrientos canes que proceden de posesiones aledañas le mataron 8 caprinos, algunas hembras en estado de preñez y otros más resultaron heridos.

Se supo que por lo menos 6 mascotas fueron ultimadas con armas de fuego, por presuntamente ser las que atacaban y asesinaban a estas especies de ganado en esa zona rural del municipio de Fonseca.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Solo me dejaron el chivo reproductor o padrote, son unos perros muertos de hambre los que me han dejado sin nada, seguramente porque sus amos no los alimentan bien, por ello mi temor es que me ataquen también ahora a los terneros”, dijo el afectado Javier García.

A su vez Edison Marulanda, indicó que el granjero García faltó a la verdad, porque según él los canes no fueron cazados y matados a tiros, sino que fueron envenenados. El problema, inquieta a lugareños del sector quienes aducen que le están dando muerte a algunos perros inofensivos que no causan daños ni perjuicios a nadie.

Le podría interesar: Imputan cargos a hombre por maltrato animal

La situación para muchos labriegos amerita una investigación por parte de las autoridades debido a que, si bien estos animales les están ocasionando un detrimento económico a productores pecuarios, también es muy cierto que atentar contra un canino se convierte en un delito. Precisamente en Riohacha recientemente una persona fue judicializada por la fiscalía al propinarle con un bate varios golpes a una perra y dejarla ciega.