Aspecto de la presencia de la unidad móvil de criminalística de la Sijin, que realizó el levantamiento del cadáver.
-Publicidad-
-Publicidad-

La noche de este viernes fue trágica para una familia del corregimiento de Camarones, un poblado de cinco mil habitantes al oeste de la capital de La Guajira, cuando uno de sus hijos falleció de manera trágica, ahogado en una alberca.

La víctima fue un niño de tres años, quien había desaparecido de la vista de su hermano desde las 4:00 de la tarde, cuando la gente se preparaba para observar el partido de la selección en la Copa América, en el que participaba el guajiro Luis Díaz.

Cuentan que el menor jugaba con su hermano mayor, quien se descuidó y perdió de vista al niño. Al no encontrarlo, el hermano llegó preocupado a casa y contó a sus padres lo sucedido. La familia comenzó a indagar por el vecindario, pero nadie daba razón del paradero del pequeño.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

La búsqueda se intensificó después de concluido el encuentro futbolístico. Tras preguntar por el vecindario sin resultados concretos, un pueblerino decidió revisar la alberca en una invasión denominada Villa Mery, ubicada lejos de la residencia del menor. Ahí, lamentablemente, encontraron el cuerpo sin vida del niño.

El levantamiento del cadáver fue realizado por una comisión de la seccional de inteligencia de la Sijin, que trasladó el cuerpo a Medicina Legal en Riohacha para la necropsia. Posteriormente, sus padres podrán darle cristiana sepultura.