La intolerancia y el licor no son buenas compañías para algunas personas en Mingueo, quienes agredieron al personal médico y al mismo centro de Salud.
La intolerancia y el licor no son buenas compañías para algunas personas en Mingueo, quienes agredieron al personal médico y al mismo centro de Salud.
-Publicidad-
-Publicidad-

En horas de la madrugada de este domingo 28 de febrero, el personal médico, paramédico y la misma edificación del puesto de Salud del corregimiento de Mingueo, fueron objetos de ataques por parte de familiares de un paciente víctima de accidente de tránsito.

El malestar de familiares del lesionado a quien se le brindó toda la atención médica, se presentó porque el portero quien cumplía directriz del médico tratante, no los dejó entrar presentándose una discusión.  

Entre los familiares se identificó a la señora madre del afectado, quien según los funcionarios del centro médico, se encontraba en aparente estado de embriaguez.

-Publicidad-

Al final, los familiares decidieron atacar las instalaciones y al personal, lanzando piedras, rompieron vidrios e intentaron derribar las rejas de la puerta de emergencias.

Marlon Amaya Mejía
Marlon Amaya Mejía.

Los pobladores censuran el comportamiento de la mamá del lesionado, quien fue ingresada producto de un desmayo y al estar adentro arremetió contra el personal médico, tirando las válvulas de oxígeno y fue retirada del interior de las instalaciones por miembros de la fuerza pública, quienes llegaron a poner el orden.

Luego conoció lo sucedido, el mandatario de los dibulleros, Marlon Amaya Mejía deploró este comportamiento de los familiares de una persona quien se acerca al centro asistencial a recibir atención médica y sus familiares atacaron al personal que lo estaba atendiendo.

«Es un hecho de intolerancia que no puede seguir sucediendo en la comunidad, debemos entender que los funcionarios del centro de salud están ahí para estabilizar cualquier problema de salud que tengamos, pero no podemos atacarlos», indicó Amaya Mejía.

Igualmente, se pronunció la gerente hospital Santa Teresa De Jesús De Ávila, Ligia Mendoza Carrillo, de donde depende el centro de Salud, repudiando el ataque tanto a sus empleados como también a las instalaciones.

-Publicidad-