Luis Armando Tolosa Villabona, Vladimir Daza,
-Publicidad-

Cinco magistrados y el presidente de la sala de casaciones civiles de la Corte Suprema de Justicia resolvieron el ‘entuerto’ en que se convirtió la remoción de la directora del hospital Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y el nombramiento del nuevo director y de inmediato le ordenaron al Fiscal General de la Nación investigar al Juez, Vladimir Ernesto Daza Hernández, por posibles faltas en dicho proceso.

El hospital de Uribia estaba siendo administrado por la señora Melba Luz Cortés Bolaños desde su nombramiento en abril del 2012 y fue ratificada cuatro años, a sabienda que su periodo administrativo debía terminar al llegar el año 2020.

No obstante, la Gerente cursó una acción de tutela poco antes de terminar su período, alegando ser “madre cabeza de familia y tener carácter de prepensionada”. En la tutela solicita no ser desvinculada del cargo se hasta que fuese incluida en la nómina de Colpensiones.

-Publicidad-

Cortés Bolaños se sentía segura del cargo apoyándose en el fallo que profirió a su favor el Juzgado Segundo Promiscuo de Maicao; con lo que comenzó una odisea legal para que la administración municipal de Uribia pudiera nombrar un nuevo director del Hospital.

“La salvaguarda fue concedida el 21 [de enero de 2020], en la que se decidió ‘Ordenar al Alcalde de Uribia, La Guajira (…) no proceder a desvincular del cargo de Gerente de la E.S.E. Hospital Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Uribia a Melba Luz Cortés Bolaños, al finalizar su periodo, hasta tanto se encuentre incluida en la nómina de pensionados de Colpensiones y obtenga su pensión de Vejez”, establece el dictamen.

El caso llamó la atención de la Corte Suprema al verse viciado el debido proceso, que se encuentra amparado en el artículo 20 de la ley 1797 del 2016, donde se establece que los gerentes de empresas sociales del estado pueden ser nombrados y removidos por alcaldes, gobernadores o el presidente.

Por ello, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia en la Sala de Casación Civil resolvieron conceder la tutela del derecho al debido proceso del hospital de Uribia al ministerio de Salud y a la SuperSalud. También declararon nulo el trámite de tutela en el Juzgado Segundo Promiscuo de Maicao.

Finalmente compulsarán copias de las diligencias al Consejo Superior de la Judicatura y al Fiscal General de la Nación, para que se investiguen “las posibles faltas disciplinarias y punibles en que haya podido incurrir el Juez Vladimir Ernesto Daza Hernández” por los fallos emitidos en favor de la anterior gerente Melba Cortés.

El fallo fue suscrito por los magistrados Álvaro Fernando García Restrepo, Aroldo Wilson Quiroz Monsalvo, Luis Alonso Rico Puerta, Octavio Augusto Tejeiro Duque, Francisco Ternera Barrios y el presidente de Sala de Casación Civil, Luis Armando Tolosa Villabona.

Sobre esta situación la administración municipal de Uribia emitió un comunicado de prensa expresando su agrado con la resolución de la dificultad que había significado el nombramiento de Alexander Quintana como nuevo gerente del hospital Nuestra Señora del Perpetuo Socorro; institución que maneja un presupuesto superior a los COP $1.700 millones.

“Para el alcalde Bonifacio Henríquez, este fallo representa el restablecimiento del derecho a la salud, y la reivindicación de la justicia en favor de la de la comunidad wayuu que se ha visto afectada por el bloqueo institucional que se presentaba”, indica el boletín oficial.

Ya son varios en procesos que el Juez, Vladimir Ernesto Daza Hernández es objeto de controversia, como el sucedido cuando concedió la libertad al exsecretario del tránsito de Valledupar, Óscar Tom. Además, se supo que tiene varias investigaciones en su contra por presuntas irregularidades en función de su dignidad que tiene como Juez de la República.