Maryoy Freile Palmezano y Johanis Mejía
-Publicidad-

Ante la dirección seccional de Fiscalías de La Guajira, Maryoy Yomanina Freile Palmezano, denunció haber recibido amenazas el pasado 28 de julio para que se retractara de las declaraciones que había emitido en relación a ciertas ayudas humanitarias que le llegaron a su organización.

Estos son algunos de los mercados que se encuentran encerrados en el batallón Cartagena y según la denunciante están dañados y habrían sido la piedra en el zapato para dichas amenazas.
Estos son algunos de los mercados que se encuentran encerrados en el batallón Cartagena y según la denunciante están dañados y habrían sido la piedra en el zapato para dichas amenazas.

Freile Palmezano es la representante legal de la Organización Afrodescendientes Matamba, del Distrito de Riohacha y explicó que siendo aproximadamente las 6:00 de la mañana, personas no identificadas que se transportaban en una motocicleta y portando armas de fuego, llegaron hasta su lugar de residencia en el barrio Villa Charín, manifestándole que se retractara de las denuncias públicas frente a ayudas humanitarias.

La líder afro precisa que dichas amedrentaciones surgen luego de haber expuesto ante diferentes medios de comunicación las irregularidades que se presentaron en las ayudas humanitarias que envió el ministerio del Interior para que fueron distribuidas en comunidades negras de la zona rural y urbana de Riohacha. 

Indica Maryoy Yomanina que, su inconformidad y preocupación nace es sobre mercados que la delegada del espacio nacional de consulta previa del Departamento y exconsejera de Corpoguajira, Johanis Mejía Mendoza debía entregar a los respectivos consejos comunitarios del Distrito.

“La señora Johanis no reclamó oportunamente los mercados por posibles discrepancias entre esta líder representativa y algunos miembros afro, por la forma arbitraria, desigual y politizada en que estaba entregando las ayudas”, cita en la denuncia.

En este sentido, la denunciante sugirió tener como personas sospechosas a la señora Mejía Mendoza y a los demás encargados de intervenir en las entregas de estas ayudas que al parecer, aun siguen almacenadas en el Batallón Cartagena con jurisdicción en el Distrito de Riohacha.

Estos son algunos de los mercados que se encuentran encerrados en el batallón Cartagena y según la denunciante están dañados y habrían sido la piedra en el zapato para dichas amenazas.“Ya que claramente fui intimidada para callar mis denuncias y de antemano dejo constancia que si algo me llega a suceder a mí o algún miembro de mi núcleo familiar, será responsabilidad de la señora Johanis y las personas encargadas de intervenir en la entrega de las mismas”.

Asimismo, solicitó abrir una investigación formal frente a los hechos denunciados; recibir todas las garantías y el acompañamiento necesario, quien por su convicción y condición de defensora de los DDHH viene siendo objeto de persecución y acoso por parte de criminales.

Cabe mencionar que la líder afro manifestó que su preocupación radicó en la existencia de más de tres mil bolsas de mercados represados en las instalaciones del Batallón Cartagena, que a pesar de no contener alimentos perecederos, ya se encontraban en mal estado, por no estar en un lugar apto para su almacenamiento.

Estas declaraciones públicas se habrían convertido en el detonante para que Freile Palmezano hoy sea víctima de graves amenazas de muerte.

Anexo Denuncia

-Publicidad-