Cámaras de seguridad del negocio y sector captaron el hecho
Cámaras de seguridad del negocio y sector captaron el hecho.
-Publicidad-

Su compañero de fechorías, Federico López, también sufrió heridas que le podrían dejar lisiado y posiblemente por el resto de su vida.

La noche del viernes 8 de enero, Jahann Mejía Martínez y Federico López Cuadrado salieron de sus hogares, con el propósito de apoderarse de lo ajeno a cualquier costo. Sus víctimas las encontraron antes de las 9:00 de la noche cuando merodeaban por la calle 14 con la avenida de Los Estudiantes.

Los dos bandidos se desplazaban en una motocicleta de color negro. Federico López Cuadrado era el conductor mientras que Jahann Mejía Martínez, el parrillero, portaba el arma de fuego y era el encargado de atracar.

Le podría interesar: “Era un muchacho bueno, pero no sabemos qué pasó”, familiares de Jahann Mejía

-Publicidad-

Por instinto animal observan a una posible presa cuyas miradas se enfrentan; sin embargo, la aglomeración de gente abortó el posible atraco. Segundos después pasó una patrulla de la Policía que los ahuyentó y deciden seguir el paso como si fueran para la institución educativa Almirante Padilla.

Minutos después regresan al sector y es cuando deciden atracar al establecimiento de comida rápida. Ahí Jahann Mejía Martínez baja de la motocicleta aún en movimiento y entra con arma en mano, al parecer un revolver calibre 38 corto, e intimida a los presentes.

 

Amedrenta a las cuatro personas; un hombre y tres mujeres. Se lleva la producción del día que se encontraba en la caja y le quita el dinero a la persona de su mismo sexo. Incluso, Federico decide entrar al lugar para requisarle bien los bolsillos para asegurarse que el botín fuese más grande.

Le podría interesar: En confusos hechos en Riohacha, muere presunto delincuente y otro más resulta herido

Salen tranquilamente del lugar, se suben a la moto y comenzando su marcha, es cuando sucede lo impensable: un transeúnte que observó el robo que acaban de cometer, desenfundó un arma y arremetió contra los bandidos.

Paso seguido, Federico López Cuadrado, cayó de la motocicleta sin poder moverse, mientras que Jahann Mejía quiso huir corriendo, mientras que el desconocido lo sigue y en la esquina del estadio se produce el intercambio de disparos. Minutos después, los tiros cesan.

Las personas del sector salieron a observar, encontrando media docena de teléfonos de media y alta gama desperdigados por el pavimento. También observaron a Jahann Mejía con un disparo en el cráneo que le quitó la vida inmediatamente.

En ese momento, ya pasadas las 9:00 de la noche, todo el sector de altera. Hace presencia la fuerza pública, quien auxilia al herido López Cuadrado llevándolo al hospital, donde lo estabilizan y en su valoración observan que una de las balas le afectó la columna vertebral.

Se pudo conocer que los facultativos determinaron remitirlo al hospital de Valledupar en donde seguirá su procedimiento médico para tratar de devolverle su movilidad.

Estos hechos fueron narrados a La Guajira Hoy por un testigo en el lugar de los hechos, refiriendo que esa respuesta dada a los atracadores es una demostración del sentir popular en muchas esferas sociales del departamento de La Guajira, donde las personas han optado por tomar la justicia por sus manos cuando pueden hacerle frente a la delincuencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here