Eden Alfonso Sierra Fuenmayor, denunció a una comisión de la Policia, quien participó en el allanamiento a su vivienda.
-Publicidad-
-Publicidad-

Una denuncia de carácter penal instauró el profesor Eden Alfonso Sierra Fuenmayor, ante el fiscal delegado del tribunal superior de La Guajira, por presunto mal procedimiento policivo del que fue víctima junto a su familia.

Eden Alfonso Sierra Fuenmayor
Eden Alfonso Sierra Fuenmayor.

Sierra Fuenmayor es docente del centro etnoeducativo número cinco sede Anaralito Nuevo, del área de matemáticas y materias a fines; quien dice haber sido ultrajado en un allanamiento que realizó la Policía.

Este episodio ocurrió el pasado 26 de marzo en su residencia, junto a su núcleo familiar, ubicado en el barrio Hugo Zuñiga al occidente del Distrito de Riohacha. Lo sucedido según el denunciante, comenzó sobre las 6:00 de la mañana, justo cuando se alistaba para ir a su lugar de trabajo.

-Publicidad-

“En el momento que me disponía a bañarme, escuché como si estuvieran tocando la reja de la casa, al salir a ver quién era me sorprendo al observar que era la Policía rompiendo los candados de la reja, las tejas del techo, la puerta del patio e ingresando con mucha violencia por todos lados, fuertemente armados, como si fueran a capturar a Pablo Escobar”, dijo Sierra Fuenmayor.

Ya dentro de la casa, preguntaron eufóricamente por unas armas, buscando y registrando por todos los rincones de la vivienda unas supuestas armas de fuego de largo, mediano y corto alcance que, según los oficiales, estaban escondidas ahí.

Había un policía bastante grosero y que quería pegarme a mí y a mi hijo mayor, porque tanto él como mi hijo menor estaban filmando los abusos que estaban cometiendo”, continuó el docente en su relato. Después de tanto rifirrafe entre parte y parte, por fin los policías dirían que se trataba de un proceso de allanamiento autorizado por la fiscalía.

Según la orden, la casa de Eden Alfonso era un centro de acopio de la guerrilla del ELN, en el que guardaban armas de fuego y municiones, con el fin de hacer actos delincuenciales relacionados con el transporte y custodia de estupefacientes, todo esto bajo el mando de alias ‘El profe’.

Al escuchar esto Sierra Fuenmayor quedó sorprendido, dado que ha dedicado su vida a la docencia y los únicos que lo llaman ‘profesor’ son sus estudiantes del colegio.

Rompieron muchas cosas materiales mías, de mi esposa y de mis hijos, buscando las supuestas armas porque según ellos estas estaban bien escondidas. Además de lo material también nos afectaron mucho moralmente, se ha dañado nuestro buen nombre y hemos perdido nuestra tranquilidad, a mi esposa le ha costado mucho dormir por las noches” agregó el denunciante.

Ante las irregularidades presentadas, el docente Sierra Fuenmayor decidió instaurar una denuncia, la cual ya fue radicada ante la fiscalía, en la que espera que el tribunal judicial al que le sea designado el caso falle en derecho y se repare todos los daños causados.

«Yo no soy una persona de mal, nunca le he hecho ningún daño a nadie y no estoy cometiendo ningún acto delictivo. Si en algún momento me llega a pasar algo a mi o a mi familia, responsabilizo a los agentes que hicieron el procedimiento en mi vivienda y al fiscal que lo ordenó» finalizó Eden Alfonso.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here