Carlos Mario Rosado Acosta
Carlos Mario Rosado Acosta
-Publicidad-
-Publicidad-
Un barranquero fue encontrado sin vida al mediodía de este miércoles 6 de abril, al interior de un motel en el municipio de Ocaña, Norte de Santander luego que accidentalmente hubiese inhalado monóxido de carbono durante su estadía en ese lugar. 
 
Se trata de Carlos Mario Rosado Acosta, de 29 años de edad, extrabajador de la multinacional Cerrejón, oriundo de la localidad sureña de Papayal, corregimiento de Barrancas y quien residía en la ciudad de Valledupar, capital del departamento del Cesar. 
 
Es de anotar que esta de fallecer se denomina Muerte Dulce, que consiste en la inhalación de monóxido de carbono (CO) para provocar el fallecimiento sin que la víctima sufra, ya que siente progresivamente una sensación de adormecimiento.
 
Esto se presenta por el humo aparentemente invisible que sale por el tubo de escape de los vehículos, que forma gases en el proceso de combustión al romperse la mezcla de gasolina y oxígeno y, en vista de que no reacciona con otros compuestos, permanece en la atmósfera provocando el efecto invernadero.
 
El cuerpo inerte de Rosado Acosta, quien se encontraba descansando en ese lugar en compañía de un familiar, será trasladado hasta su tierra natal donde familiares y amigos le darán el último adiós.
 
La persona que lo acompañaba, quien era su tío, corrió con mejor suerte, siendo encontrado con vida y llevado a un centro asistencial donde recibió atención médica y se encuentra estable.