Ni en la mesa pudo Elkin Eduardo Jiménez Lago apoderarse de curul para tener el privilegio de trabajar por su pueblo.
-Publicidad-

Por: Aileen Díaz, Especial para La Guajira Hoy

La magistrada del Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira, María del Pilar Veloza Parra negó las pretensiones de la demanda de nulidad electoral promovida por el exconcejal, Elkin Eduardo Jiménez Lago contra el acta E-26 del 27 de octubre de 2019, a través del cual se declaró la elección de los concejales del municipio de La Jagua del Pilar para el periodo constitucional 2020-2023.

Jiménez Lago actuando por medio de su abogado interpuso una demanda de control de nulidad electoral, previsto en el artículo 139 del código del procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo, pretendiendo que se declarara nulo el acto de declaratoria de elección de los concejales del municipio expedido por la comisión escrutadora municipal de La Jagua del Pilar.

La anterior petición se dio por unas diferencias injustificadas en los votos consignados en los documentos E-14 y E-24 relacionados con la mesa demanda por constituirse la causal de nulidad del #3 del art 275 de la ley 1437 del 2011.

Una vez declarada la nulidad de los actos administrativos, registros electorales o actas de escrutinios, se ordenará la exclusión del cómputo general los votos en ellos contenidos.

Que como consecuencia de las anteriores declaraciones se ordenara la realización de un nuevo escrutinio para así revocar la elección de Arnoldo Daza González y en su lugar designar la curul del demandante.

El abogado del concejal Daza González manifiesta que no se constituía la causal de nulidad pretendida por el demandante por cuanto que la diferencia alegada se originó por el recuento de votos. Además, por que en dicha diligencia se encontraban presentes los candidatos, testigos electorales y sus abogados.

Por su parte, la Registraduría Nacional del Estado Civil, a través de apoderado judicial, propuso la falta de legitimación en la causa por pasiva al considerar que la Comisión Escrutadora Municipal de La Jagua del Pilar no era un ente adscrito ni vinculado a la misma, indicando además que no era aplicable a ellos el hecho de haber existido alguna irregularidad en los escrutinios, pues los temas de fraude electoral están tipificados en el Código Penal.

Con lo anterior la Magistrada ponente observó que si bien el formulario E-14 tenía una enmendadura, razón por la cual intervino la comisión escrutadora, resultados registrados en el formulario E-24 en el que se observa que hay una diferencia de votos en el caso de los candidatos del partido cambio radical, sin que esté acreditado dentro del proceso que la diferencia de 21 votos que modifica el E-24 en contra del demandante, no haya sido conforme con la realidad electoral.

Concluyendo el Tribunal Administrativo de La Guajira que el acto demandado no se encontraba viciado en su legalidad razón por la cual rechazó la demanda.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here