-Publicidad-
-Publicidad-

Sus capturas se produjeron en Riohacha, hace 70 días siendo privados de la libertad junto a nueve personas más; quienes fueron sorprendidos en flagrancia en posesión de armas de fuego de largo alcance, municiones, celulares y material estupefaciente. El 10 de marzo del 2024, fueron presentados a los diferentes medios de comunicación.

Ese día a la Rueda de Prensa, asistió el brigadier general Nicolás Alejandro Zapata Restrepo, subdirector General de la Policía Nacional, quien manifestó que, entre los detenidos había un extranjero que es de alto valor judicial, no solo para Colombia, donde estaba delinquiendo más recientemente, sino para su propio país Venezuela, donde tiene varios procesos pendientes.

Carlos Antonio López Centeno, alias Pilo

Zapata Restrepo, subdirector nacional de la Policía, se desplazó desde Bogotá a la capital de La Guajira para entregar la información a todo el país sobre estas capturas. La tarde de este lunes aterrizó en el aeropuerto Almirante Padilla un avión de la Policía Nacional y se llevó a los dos extraditables a la capital del país.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Se trata de Carlos Antonio López Centeno, alias Pilo y Francisco Javier Piña Leal, alias Pacho, ambos de nacionalidad venezolana; quienes estaban encarcelados en Riohacha hasta que se surtieran los trámites ante Interpol y es cuando las autoridades de Policía de La Guajira se dieron cuenta que estaban al frente de hombres de mucha peligrosidad.

También le podría interesar: Capturan banda extranjera con fusiles, municiones y droga 

Sin embargo, se redobló el sistema de seguridad para evitar cualquier intento de fuga, principalmente sobre alias Pilo, quien está señalado de haber cometido dos homicidios en Venezuela; entre ellos, acabó con la vida de un funcionario de la Guardia Nacional de ese país.

Estas personas estaban siendo buscadas por las autoridades venezolanas por los delitos de homicidio calificado con alevosía por motivo fútil e innoble, homicidio calificado en grado de frustración y fuga de detenido.

El Tren de Aragua, está catalogada como la banda criminal más grande y poderosa de Venezuela, de acuerdo con informes del Gobierno de Estados Unidos; quienes dirigen el tráfico de inmigración clandestina, controlan el negocio de la prostitución, prefieren la extorsión a la droga, pero mantienen alianzas con las principales organizaciones narco de América Latina.