A las 10 de la mañana supuestamente se suicidó José Raúl Peláez Epieyu.
-Publicidad-

Por Pablo Gámez Sierra.

Por causas que aún se desconocen, un hombre se quitó la vida disparándose con un arma de fuego en el pecho.

La víctima fue identificada como José Raúl Peláez Epieyu, de 43 años de edad natural del municipio de Barrancas.

Los hechos ocurrieron promediando las 10:00 de la mañana de este domingo 2 de agosto del 2020 en su residencia, ubicada en la calle 19 con la carrera 12-C del barrio El Cerezo.

El hoy occiso era empleado de la empresa Cerrejón y llevaba más de 15 años laborando para esa multinacional.

Vivía en unión libre con Luz Mireya Pusana Ipuana y era padre de cuatro hijos, tres hembras y un varón.

Según versiones de algunos familiares, Peláez Epieyu había estado tomando tragos con unos amigos desde la noche anterior y al siguiente día al regresar a su casa, que se encontraba sola, porque su compañera y sus hijos habían salido hacer diligencias.

Se sintieron unos disparos y uno de sus hijos entró para averiguar lo que sucedía y lo encontró agonizando tirado en el suelo botando sangre.

Hasta el lugar de los hechos ese presentó una comisión del CTI quienes se encargaron de realizar el levantamiento del cadáver, que al parecer presenta tres disparos en el pecho, el cual no pudo ser traslado a medicina legal en Fonseca para que se le practicara la necropsia, porque los aborígenes decidieron aplicar sus usos y costumbres.

Cabe anotar que con este ya son dos trabajadores del Cerrejón que han tomado la absurda decisión de quitarse la vida en lo que va corrido del presente año.

-Publicidad-