Ebeline Paola Mena Castillo
-Publicidad-
-Publicidad-

Un acto de intolerancia se presentó en la capital del Atlántico, cuando una mujer natural de La Punta de los Remedios, jurisdicción de Dibulla, en el departamento de La Guajira, sufrió quemaduras de tercer grado, luego de reclamarle a su vecina por el excremento de su canino, que religiosamente hacía en la puerta de su casa.

Se trata de Ebeline Paola Mena Castillo, de 43 años, residente en la urbanización Villa de San Pablo, primera etapa en la capital del Atlántico, quien fue víctima de un brutal ataque con agua caliente, a manos presuntamente de Daniela Henríquez Rangel, de 19 años, y vecina de Mena Castillo.

Según la mujer guajira, desde hace varias semanas venía quejándose ante su vecina debido a que esta es propietaria de un perro, mismo que cada día iba al frente de su residencia a realizar sus necesidades, hecho que le molestaba a Mena Castillo.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
Daniela Henríquez Rangel, agresora.

“Al principio, yo le decía lo que hacía su animal y ella recogía el popó, pero el canino ya tenía ese sitio de costumbre para hacer sus necesidades y ella se fue molestando, hasta que me dijo que no iba a limpiar y yo le respondí, que si no lo hacía yo lo retiraría de la puerta de mi casa y se lo echaría en la suya, porque yo no soy la dueña del perro”.

Además, la guajira, manifiesta que dejó pasar unos días, y ya su vecina no recogía las heces del animal, motivo por el cual decidió ir nuevamente a la casa de Hernández Rangel, y en medio de una acalorada discusión le dio un término de cinco minutos para limpiar el popo.

«Le di cinco minutos, pero yo me ocupé en las cosas de la casa y pasó aproximadamente media hora, salí y vi que aún permanecían las heces en mi puerta y camine a la casa de Daniela, sin mediar palabras lo único que sentí fue algo caliente corriendo mi cuerpo, yo solo me ponía las manos en la cara para que lo que fuera no me afectara esa parte de mi cuerpo” afirma Mena.

Igualmente, manifiesta la afectada que luego de sentir algo caliente recorrer su cuerpo, familiares de Hernández la agredieron físicamente y hasta la desnudaron en la calle, luego corrió hacia un local para ponerse frente a un abanico y allí llegó la policía quienes la trasladaron a un centro de salud mientras que su madre denunciaba el hecho ante la fiscalía seccional Atlántico y se le endilgó el delito de Lesiones personales.

La señora madre de la agredida colocó la denuncia en la fiscalía y la Policía detuvo en flagrancia a la agresora quien permneció retenida durante 24 horas, mientras que, Ebeline Paola estuvo hospitalizada durante 17 días, teniendo que ser sometida a cirugía para remover tejido dañado y pide a las autoridades que se haga justicia con su caso. “Estoy muy delicada, no duermo ni como bien. La quemadura se infectó y el dolor es insoportable. Necesito que las autoridades actúen y controlen la situación con los perros de la señora”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí