En la puerta de su residencia, fue atacado a tiros Jonathan David Ortega Londoño y por ese atentado su vida se encuentra en peligro.
-Publicidad-
-Publicidad-

A la ciudad de Barranquilla fue trasladado Jonathan David Ortega Londoño, el joven de 23 años de edad, que en horas de la noche del pasado martes fuera tiroteado por un hombre no identificado en la calle 31 entre carreras 13 y 14 del barrio Cristo Rey de Fonseca.

Se conoció por parte de familiares que su remisión desde la UCI en el hospital San Rafael de San Juan del Cesar donde se hallaba internado, obedece a que su caso es complejo ante las graves lesiones de balas registradas a la altura del abdomen, lo mismo que una neumonía que le afecta y requiere de atención medica en un centro asistencial de mayor nivel por parte de galenos especialistas.

También le puede interesar: Gravemente se encuentra en San Juan del Cesar exmototaxista herido en Fonseca

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Por su parte, las autoridades han sido herméticas en entregar cualquier detalle o información oficial sobre el atentado criminal, que mantiene en estado delicado de salud a Ortega Londoño.

La inseguridad, dolor de cabeza para productores del campo en Fonseca

Las manos hacendosas de los productores del campo han sido base para la seguridad alimentaria y el empleo rural en numerosas regiones del territorio Nacional.

No obstante su importancia, los lugareños están siendo asediados de nuevo por el recrudecimiento de los índices de inseguridad en la zona rural de Fonseca.

El pasado miércoles por la noche cuatreros irrumpieron en el predio de razón social ‘Nicolandia’, cuya propietaria en la vereda de Cardonalito es la explotadora del sector agropecuario Marta García, de donde se hurtaron la planta solar, una motosierra, guadañadora y otros equipos indispensables en las labores del agro.

Hace más de dos meses que la normalidad prevalecía en áreas campestre de la jurisdicción de este municipio, pero otra vez la incertidumbre vuelve y se apodera de quienes viven de labrar la tierra, porque la delincuencia nuevamente los asedia, por ello, están pidiendo al Ejército y otras fuerzas estatales reforzar los planes de seguridad, para no permitir que los antisociales acaben con su única fuente de sostenimiento.