Una multitudinaria caminata se desarrolló este lunes festivo en el resguardo indígena de Caicemapa, repudiando el crimen atroz del que fuera objeto la adolescente wayuu Neylis Johana Salas Navarro.
-Publicidad-

A la Dirección Seccional de Medicina legal y ciencias forenses en la ciudad de Barranquilla fueron enviados restos de Neylis Johana Salas Navarro, la niña wayuu de 12 años de edad que fue asesinada y posteriormente apareciera incinerada en la Ranchería de Madre Vieja, resguardo indígena de Caicemapa, zona rural del Municipio de Distracción.

Le podría interesar: Comunidad indígena de Caicemapa en Distracción, repudia atroz crimen de adolescente

Miembros del CTI de la Fiscalía en Fonseca asumieron el caso hicieron llegar los despojos mortales de la menor a este organismo, para practicarle a la osamenta las pruebas científicas de ADN, con tal de avanzar un poco más en las indagaciones que se adelantan, para establecer si la adolescente fue violada.

-Publicidad-

Le podría interesar: Castigo para autores del crimen de niña en Caicemapa, exigen delegados de mesa Concertación

Igualmente, se requiere esclarecer quien o quienes fueron los responsables del hecho atroz y además, confirmar las verdaderas causas de este homicidio que aún sigue siendo repudiado, por autoridades tradicionales aborígenes y todos los estamentos sociales de La Guajira.