Alberto Rafael Choles Arias, se encuentra en un centro asistencial de Riohacha.
-Publicidad-
-Publicidad-

Recibió seis tiros a quemarropa el pasado 18 de febrero del 2021, cuando se encontraba haciendo compras en una tienda de un populoso barrio de Riohacha. Desde entonces le practicaron múltiples cirugías que le salvaron la vida, informó su familia.

La tarde de aquel jueves ‘Purri’ Choles, como es conocido entre amigos y cercanos, había ido a la casa de su madre a comer y al volver a su casa se detuvo en una tienda de la calle 14h con carrera 35, lugar en el que fue interceptado por un desconocido justo después de salir de su automóvil.

«Él paso la tarde con mamá en su casa, que queda a dos cuadras de esa tienda allá en el barrio Villa Campo Alegre. Luego de caer la noche, a eso de las ocho, fue a guardar el carro en su parqueadero de siempre y se le ocurrió bajarse ahí a comprar. Creemos que lo estaban persiguiendo sin que lo supiera«, detalló una fuente familiar.

-Publicidad-

Le dieron media docena de proyectiles que atravesaron cuello, tórax, abdomen y brazos. Una hermana relató en exclusiva a La Guajira Hoy que su estado inicial era tan grave que los médicos les advirtieron que era poco probable que sobreviviera a la hemorragia y a las múltiples heridas. Sin embargo, lo logró.

El comerciante y prestamista Alberto Choles Arias, de 34 años de edad, en menor de ocho hermanos y padre de cinco hijos, se encuentra en una dura lucha contra la muerte, después de responder positivamente a las cirugías realizadas en una clínica reconocida del distrito de Riohacha.

Actualmente, se encuentra bajo estricto cuidado y observación médica. Su estado de hemodinámica es estable, según dijeron sus familiares y por la evolución de su cuadro clínico «así como está seguramente se recuperará por completo, si es la voluntad de Dios».

El atentado sicarial en el que casi pierde la vida Choles Arias forma parte de las múltiples expresiones de la violencia que han acaparado la opinión pública y plagado los principales titulares en el departamento con casos de homicidios, intolerancia y atracos a mano armada registrados en las principales ciudades guajiras.

-Publicidad-