Instantes cuando Oneida Pinto Pérez firmaba el acta de entrega voluntaria delante de los garantes.
-Publicidad-
-Publicidad-

En la mañana de este domingo, se entregó la única exgobernadora por elección popular que ha tenido La Guajira, Oneida Rayed Pinto Pérez después de estar huyendo de la justicia, desde el 18 de junio del 2019.

Los abogados de Pinto Pérez buscaron el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo a cargo de Soraya Escobar, siendo ella misma la que coordinó con el comandante de Policía La Guajira, coronel Wharlinton Iván Gualdron Gualdron, la entrega voluntaria de la exmandataria.

En su momento, la Fiscalía le imputó delitos, y en medio de un receso y presagiando la posible orden de captura no regresó al juzgado de Paloquemao. Fueron a buscarla a su residencia y ya no estaba. Se creyó que huyó del país, muchas voces afirmaron que estuvo bastante tiempo en la hermana república de Venezuela.

Las investigaciones de inteligencia del Estado indican que se encontraba sola y aburrida de estar huyendo, también la salud de su progenitora Luisa Pérez pudo haber incidido en su entrega.

Por su parte, la Fiscalía afirma que, la orden de captura que le reactivaron un año más, es por la presunta pérdida de más de 5 mil 900 millones de pesos en la construcción de adoquines en municipio de Albania.

Con la entrega de Pinto Pérez se puede esclarecer aun más el panorama en el municipio de Albania, en donde según la Fiscalía existen muchos cabos sueltos y varios hechos de corrupción que se deben visibilizar para la sociedad de La Guajira y de Colombia.

Se cree entonces, que Pinto Pérez podría encender el ventilador y quienes estarían en la mira son aquellas personas que asistieron a misa con ella o en su defecto, los que comulgaron. 

-Publicidad-