A ese lugar luego ocurrió la fuga no ha dejado de llegar autoridades: coroneles y capitanes de la Policía, cuadrantes, funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, policiales de inteligencia y una comisión del Esmad.

En la madrugada de este viernes 1 de julio, cinco personas de nacionalidad extranjera, quienes se encontraban recluidos en las antiguas instalaciones del Caimeg; dos de ellos condenados por trasgredir el código de procedimiento penal colombiano, se escaparon de ese lugar.

Este medio de comunicación accedió a los nombres y corresponden a Javier Ricardo Báez Solibeth, Miguel Ángel Rodríguez y Gregory De Jesús León Bastidas; quienes estaban siendo investigados por el delito tráfico de estupefacientes agravado; quienes son oriundos de República Dominicana.

Estas cinco personas harán parte de la historia de este Departamento ya que precisamente hoy 1 de julio La Guajira cumple 57 años de vida administrativa, tres dominicanos y dos venezolanos se fugaron entre las 4:00 y las 5:00 de la mañana, así lo conoció La Guajira Hoy.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Igualmente, se fueron de ese reclusorio: Luis Miguel Rincón y José Antonio Colmenares Oliveira, ambos de la nacionalidad venezolana; el primero se le investiga por el delito de secuestro extorsivo y concierto para delinquir agravado y el segundo, tráfico y porte de estupefacientes.

Se conoció de manera informal que, los detenidos se fugaron, formando con las sábanas una cuerda para poder llegar a la malla que da a la calle. De inmediato avisaron a la central que realizó un plan candado, con resultado fallido. Los funcionarios públicos responsables son cuatro hombres de protección, fuerza disponible, Sijin, y Polfa.

También accedimos de manera extraoficial a los nombres de los policiales que tenían a cargo la vigilancia y ellos son: Fray Mercado Cerpa, Rafael Carrascal, David López, Jader Maestre; quienes están en calidad de retenidos a la espera de un interrogatorio para explicar su sucedido.

Raúl Rosales

Este medio de comunicación conoció que tanto el establecimiento como los miembros de la Policía no están capacitados para prestar servicios penitenciario ni carcelario, así lo explicó el abogado Raúl Rosales, “la Policía se está enfrentando a una situación atípica frente al desbordamiento que sufre el sistema penitenciario y carcelario”.

Precisó el jurista que sus defendidos están prestos a colaborar con la investigación para que se aclare la situación y el nombre de ellos quede incólume, pero ellos deberán enfrentar un proceso penal y disciplinario.

Puntualizó también Raúl Rosales que, la responsabilidad de la prestación del servicio penitenciario y carcelario en Colombia corresponde al instituto nacional penitenciario y carcelario Inpec no a la Policía Nacional conforme a su manuel de funciones y competencias.

El antiguo Caimeg está ubicado en la calle 7 con carrera 1, un sitio que ha sido adecuado para encerrar a personas menores de edad y de delitos menores, pero bajo la necesidad de un sitio de reclusión, las autoridades lo han usado para encarcelar a personas mayores y hasta de gran peligrosidad.

A ese lugar luego ocurrió la fuga no ha dejado de llegar autoridades: coroneles y capitanes de la Policía, cuadrantes, funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, policiales de inteligencia y una comisión del Esmad.