Al mediodía de este lunes, el vehículo en donde se transportaban unos técnicos de EPM fue víctima de ataque criminal. Al automotor le dispararon porque el conductor no se dejó alcanzar de los antisociales.
Al mediodía de este lunes, el vehículo en donde se transportaban unos técnicos de EPM fue víctima de ataque criminal. Al automotor le dispararon porque el conductor no se dejó alcanzar de los antisociales.
-Publicidad-
-Publicidad-

Los conductores que frecuentan los ejes viales en La Guajira, están en máxima alerta por el recrudecimiento de los intentos de robo o en su defecto, secuestros siendo atacados a plomo cuando los automotores no se detienen a sus pretensiones.

En las últimas horas se han presentado dos hechos violentos que tienen preocupados a los conductores, al igual que a los propietarios de los automotores. Uno fue en la vía que comunica a los municipios de Distracción y San Juan del Cesar y el otro, entre los municipios de Albania y Maicao.

Dos empleados de la empresa EPM quienes se desplazaban en una camioneta Burbuja, tuvieron su vida en peligro al igual que el conductor, quienes fueron atacados a tiros al mediodía de este lunes a unos tres kilómetros del peaje de San Juan del Cesar, sur de La Guajira.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
La silla del conductor fue impactada, al igual que donde estaba sentado un técnico de EPM.

Los funcionarios de la Empresa Pública de Medellín se dirigían a reparar una antena de medición de vientos que meses atrás fue saqueada, llevándose baterías, redes eléctricas y otros componentes estructurales. En la zona la empresa realiza estudio con el propósito de construir un parque eólico para generación de energía limpia.

Cuando iban a entrar al predio, el conductor observó por el retrovisor que venían corriendo varios encapuchados con armas en las manos. Le dijo a los ocupantes que se acostaran en el cojín e inició su marcha velozmente.

Los piratas accionaros sus armas, impactando en una llanta delantera y en la parte terminal de los asientos del vehículo, es decir, de no acostarse en el cojín, hubiesen sido blancos de las balas al igual que el conductor.

“Fueron momentos difíciles porque los encapuchados dispararon varias veces contra nosotros. Nuestras vidas estuvieron en peligro, por fortuna ninguno salió herido. El carro sufrió porque yo también agachado sin tener control visual de la vía, casi nos matan”, indicó el conductor del vehículo.

Por otra parte, los conductores que cubren la ruta, desde el corregimiento de Albania hasta su similar de Maicao, vienen sufriendo los embates de los delincuentes, ya que a diario los atracan en dicha arteria por la vía nacional.

Este lunes y en la mañana de este martes 29 de noviembre, ya se han presentado atracos y en otros casos intentos, ya que muchos de los conductores han optado que en vez de detener su marcha, aceleran el auto, situación que los lleva a exponer la vida de los ocupantes y la de ellos mismos.