El hecho ocurrió en horas de la tarde en el cementerio de la comunidad
El hecho ocurrió en horas de la tarde en el cementerio de la comunidad.
-Publicidad-

Este sábado 20 de febrero se registró un hecho de sangre en la zona rural del municipio de Maicao, exactamente en la comunidad indígena wayuu de Ceura, kilómetro 47 de la vía que conduce de Riohacha a la ciudad fronteriza, poco antes del lugar conocido como cuatro vías.

Según relatan testigos, fueron asesinadas tres personas de sexo masculino a tiros, entre ellos un extranjero, las cuales al parecer están relacionadas con un lío de tierras y que han originado varias masacres en la zona. Por otra parte, parece ser que hay varios heridos.

Si bien la identidad de los muertos aún no ha revelada por las autoridades, se estableció que se trata de dos indígenas wayuu que habitan en la zona y un ciudadano de origen venezolano, que se encontraba realizando trabajos de albañilería.

-Publicidad-

El hecho ocurrió en horas de la tarde en el cementerio de la comunidad, al momento que se disponían a construir una bóveda. Hasta el lugar llegaron varias personas fuertemente armadas con armas de largo alcance y dispararon indiscriminadamente.

El hecho ocurrió en horas de la tarde en el cementerio de la comunidadSegún cuentan los testigos existen varias versiones de los hechos, mientras que unos indican que “no tenían pleitos, jamás pensaron que serían atacados”, por otra parte, otras personas sostienen que se trataría de una pelea por territorio entre miembros de diferentes clanes.

La familia del venezolano asesinado pide ayuda a las autoridades para trasladar el cuerpo de su familiar hasta su país de origen, mientras que los indígenas son velados en su ranchería.

Según relatan quienes vieron los hechos, las mujeres entre ellas una anciana, se opusieron al ataque armado, colocándose de barrera para que no atentaran contra los niños y jóvenes. Hasta el punto de enfrentarse a golpes con los atacantes, pero sin armas, solo dándose a respetar.

Los indígenas wayuu de esta comunidad, piden ayuda a las diferentes autoridades cívicas, públicas, militares, internacionales y demás, para que estos hechos no se sigan presentando y poder cuidar a los más indefensos.