Aspecto del tramo Cuatro Vías-Uribia en donde en ese momento se presentaba un atraco.
-Publicidad-
-Publicidad-

Cuando los conductores salen de sus hogares no saben si van a regresar como se fueron. Todos los días se encomiendan al Todopoderoso para que los mantenga con vida y regresen a sus hogares para seguir con la tarea se criar y educar bien a sus hijos.

Los conductores que diariamente se desplazaban por las arterias, saben y afirman que viajar por los tramos Cuatro Vías-Uribia y Cuatro Vías-Maicao, es comprar boleto al atraco; pero dicen que deben hacerlo, pues no tienen otra actividad en la que se puedan desempeñar sino es conduciendo vehículos por puestos.

Este martes 11 de junio pasadas las 8:00 de la mañana, dos automotores que viajaban en caravana no se les escaparon a los delincuentes. “Llegando al peaje de Cuatro Vías a Uribia, unos hombres encapuchados aprovecharon que los automotores redujimos la velocidad por los huecos que tiene la vía y nos atracaron”, dijo uno de los conductores afectado.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

A todos los ocupantes le quitaron los celulares, a dos pasajeros le robaron los portátiles, a otro le quitaron 700 mil pesos en efectivo y al último de los ocupantes se le llevaron hasta los zapatos.

“Eran seis hombres, todos encapuchados, delgados de poca estatura, portando armas cortas y largas; quienes hablan en la lengua Wayuunaiki, cuatro requisando a los pasajeros y los carros, mientras que dos estaban pendientes de la vía.

Los conductores decidimos completar la ruta hasta Uribia, allá dialogamos con la Policía y le manifestamos lo sucedido, pero los uniformados nos sugirieron que colocáramos la denuncia”, precisó el otro de los conductores, quienes, para proteger sus vidas, se abstienen de dar sus nombres.

La otra vía que reviste cierto peligro es la que de Cuatro Vías comunica al casco urbano del municipio de Maicao; los hechos delictivos se presentan entre el kilómetro 52 y el 62. Si usted como conductor no se detiene corre el riesgo que le disparen a mansalva, pues se tiene casi la certeza que del automotor no le van a disparar.

Los conductores sugieren que, si va a viajar hágalo en caravana en horas de la mañana o de tarde. El medio día es una hora propicia para pasar un susto, porque la vía siempre está sola. Dicen que poco apoyo tienen de la fuerza pública, que ya no es como antes que hacían patrullaje en la vía. Y saber que son unos 50 kilómetros en dos trayectos, pero las autoridades no han dado para erradicar estos grupos delincuenciales.