De acuerdo con la
solicitud de rectificación de la noticia relacionada “Algunos profesionales
guajiros que laboran en Cerrejón, les preocupa la huelga”, este medio de comunicación
accede a ella para garantizar el derecho de expresión e información a que tiene
derecho todo ciudadano. Por medio de la presente se transcribe el texto.
  
“Dios no juega a
los dados con el universo”
Albert Einstein
Nadie debe improvisar o jugar con el futuro de nuestras
familias, nuestros hijos y en general de la comunidad guajira.
En estos momentos, debido a la negociación del pliego de
peticiones, estamos en una situación crítica en cuanto a la continuidad de las
actividades que todos los trabajadores desempeñamos en el Cerrejón, porque está
planteada la posibilidad de una huelga.
 Los profesionales
Guajiros, quienes suscribimos este llamado al dialogo y que hasta ahora hemos
tenido la oportunidad de brindar nuestros servicios en Cerrejón, ante las
condiciones actuales de la negociación, miramos con preocupación las
consecuencias que se derivarían para todas las familias de los trabajadores de
Cerrejón y principalmente para las familias guajiras, sus hijos y todos los
habitantes del departamento.
 Es de resaltar que
el flujo de caja generado por los trabajadores de cerrejón es motor del
comercio y los negocios en general, y por lo tanto oxigenan el progreso de cada
pueblo en La Guajira. Si esto se va a ver afectado, es necesario y conveniente
que haya una huelga en cerrejón?
Reconocemos la legalidad e importancia de la organización
sindical -Sintracarbón- y reconocemos sus objetivos laborales como son entre
otros buscar beneficios y bienestar para la masa laboral que representa.
Aceptamos que son logros, merecidos, ganados y que a lo largo de la historia de
la explotación minera del Cerrejón, se han obtenido por la seriedad y sensatez
de los representantes de la fuerza sindical y de la administración en su
momento.
La operación de Cerrejón ha contribuido a mejorar y
mantener las condiciones sociales en La Guajira evitando la desintegración
familiar y social.  Entonces, nos
merecemos los guajiros un desajuste de las condiciones sociales que hemos
ayudado a construir todos con nuestro trabajo en Cerrejón?.
Obrar con sensatez debe ser la constante que impere en
estos momentos.
Si las partes por distintos medios y diversas formas han
informado a la opinión pública guajira y nacional su deseo de subsanar las
diferencias y evitar una medida extrema, no deseada, como puede ser la huelga,
consideramos que por el bien de nuestros hijos, nuestras familias, nuestra
empresa y de nuestro pueblo, no tiene cabida ahora ni nunca una huelga.
No es momento de mirar si afecta más a unos o a otros; si
estamos convencidos todos, todos los empleados de cerrejón que nos afecta por
igual… ¿Cómo es que vamos a ir a una huelga?
El dialogo y la concertación siempre serán la mejor opción,
por eso nuestro llamado fraternal es a continuar dialogando hasta construir un
acuerdo donde ganemos todos!! ¡¡