La administración municipal de Uribia
liderada por el alcalde Abel Giacometto Fominaya y la empresa de servicios
públicos, actualmente vienen enfrentando la problemática del servicio de agua
potable en esta localidad, ya que en estos  últimos
días el preciado líquido no está llegando a los hogares uribieros de manera
oportuna.
La situación se debe a las mejora en
la infraestructura de captación, succión, presurización, filtrado y bombeo que
se está adelantando en el acueducto municipal para optimizar la calidad del
servicio.
Los arreglos consisten en  la conexión de los dos nuevos  pozos (de caudal 10lts/seg y  25lts/seg) con lo que
garantizará la cantidad de agua pretratada necesaria para el proceso de
potabilización y desalinización por osmosis inversa acorde con la necesidad del
municipio. La adquisición e instalación de una nueva planta eléctrica de 400kva
como medida de contingencia ante los constantes cortes de energía, la
construcción de una moderna estación de bombeo de agua potable dotada con
equipos de última tecnología  para
alimentar a la red urbana, punto de venta de las instalaciones de la empresa y
llenado de los vehículos cisternas.
De igual manera, la optimización del
sistema de captación con la colocación de sofisticados equipos denominados
submonitor y variadores de velocidad que protegen el funcionamiento de las
bombas sumergibles que proveen el agua necesaria para el funcionamiento de la
planta de osmosis inversa.
Dentro de los arreglos también está la
conexión de una nueva línea de conducción de agua potable que llevará el
preciado líquido a los barrios Yosuu, Simón
Bolívar, Esfuerzo Wayuu y Etnia Wayuu, sectores aquejados históricamente por la
carencia de este servicio.
Así mismo, se instalaron cuatro
válvulas de cierre, con el objetivo de sectorizar el municipio en cuatro zonas,
en las cuales se turnará el suministro de agua potable a través de la red de
acueducto con horarios programados.
Abel José Giacometto Fominaya 
Igualmente, se está haciendo el cambio
del juego de filtros de un módulo de la planta de osmosis inversa sumado a las
obras descritas anteriormente ha reducido la capacidad de producción de agua
M3/hr a un 40%, con lo que no se alcanza a satisfacer la demanda del municipio,
esto ha ocasionado trastornos en el normal funcionamiento y prestación del
servicio a la comunidad causando represamiento de vehículos cisternas esperando
abastecerse. Para tal situación se están haciendo los ajustes necesarios con un
plan de contingencia para optimizar el servicio.
Por los motivos ya mencionados que
están encaminados a la mejor prestación del servicio de agua potable en el
municipio el alcalde Abel Giacometto, les envía un mensaje de tranquilidad a la
población de Uribia y comunica que se está trabajando bajo un plan de
contingencia el cual es transitorio mientras las obras son concluidas, ya que
vamos a contar con un sistema de alta tecnología el cual se merece la Capital
Indígena de Colombia, “solo les pido un poco de paciencia los trabajos se están
adelantado y el servicio de agua se está enviando por sectores y a través de
carrotanques, terminadas las obras en el acueducto la producción del preciado
líquido será superior a la que anteriormente se trabajaba, todo esto es una
gestión para prestarles un óptimo servicio y no padezcan del mismo”, precisó el
mandatario.

 El microacueducto del barrio Aipiamana
que abastece a los sectores Las Mercedes y La Florida entró en funcionamiento
como apoyo al acueducto matriz en el llenado de los vehículos cisternas y
suministro a las rancherías aledañas.