Muchos guajiros participaron en el diplomado de Fuentes No Convencionales de Energías Renovables.
Muchos guajiros participaron en el diplomado de Fuentes No Convencionales de Energías Renovables.
-Publicidad-
-Publicidad-

Con el apoyo técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – Pnud y la universidad de La Guajira, muchas personas oriundas de esta sección del país se capacitaron a través de un diplomado de Fuentes No Convencionales de Energías Renovables.

A dicha capacitación asistieron: representantes de organizaciones indígenas y de la población afro, delegados de las administraciones municipales de Riohacha, Uribia y Maicao, funcionarios de la Gobernación de La Guajira, delegados de entidades públicas; diputados de la Asamblea Departamental y miembros de la Cámara de Comercio de La Guajira.

Muchos guajiros participaron en el diplomado de Fuentes No Convencionales de Energías Renovables.El diplomado, que se llevó a cabo de manera virtual y tuvo una duración de tres meses, se adelantó en el departamento de La Guajira en el marco de la transición energética del país hacia fuentes no convencionales de energía renovables – Fncer. El proceso de formación tuvo una duración de 106 horas y contó con la orientación de docentes de la universidad de La Guajira.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

De acuerdo con el Viceministro de Energía, Miguel Lotero, “el Ministerio, como rector de la política pública en esta materia, es el mayor interesado en generar estos espacios en los que confluyan posiciones y se pueda contar con insumos desde la academia para que entre todos le apostemos a la incorporación de las fuentes de energía renovable no convencional a la matriz energética de Colombia”.

En el diplomado se destacaron los temas relacionados con la transición energética del país a partir del reconocimiento de los diferentes tipos de energía, la trasmisión y el potencial de aprovechamiento en la región, así como las iniciativas que avanzan en La Guajira en materia energética. A esto se sumó la mirada a los procesos de consulta previa y los elementos para el diálogo social con la población que habita el territorio.