Estas obras servirán a la comunidad para muchos propósitos, entre ellos, la educación y encuentros culturales.
Estas obras servirán a la comunidad para muchos propósitos, entre ellos, la educación y encuentros culturales.
-Publicidad-
-Publicidad-
Cerrejón entregó cinco espacios multipropósitos a las comunidades indígenas de Samutpio y Pushoulia en Uribia, Coropontain en Manaure, Yourepo en Maicao y Panchomana en Albania; que tienen como propósito contribuir con el fortalecimiento de actividades educativas y culturales de los miembros de las comunidades.
 
La empresa logró gestionar el apoyo de la Fundación Ramírez Moreno quien dotó las instalaciones, y de la empresa contratista Trascolba, que se unió aportando recursos para la construcción de los espacios. Así mismo, se contó con la coordinación de las alcaldías municipales quienes obtuvieron las licencias de construcción.
 
Luis Marulanda Vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Cerrejón, afirmó que estas obras se dan atendiendo una necesidad puntual de estas comunidades indígenas cercanas a la operación, han hecho entrega de estos espacios multipropósitos donde se podrán llevar a cabo actividades educativas y de fortalecimiento cultural, reuniones para la toma de decisiones, atención de visitas, entre otros. 
 
“Hemos realizado esta construcción teniendo en cuenta muchos aspectos, pero lo más importante, procurando que la misma se realizase según los usos y costumbres de las comunidades”, agregó el funcionario de la multinacional.
 
Los espacios se diseñaron cumpliendo las normas de sismo-resistencia vigentes y teniendo en cuenta las recomendaciones de los líderes y autoridades tradicionales, quienes participaron aportando ideas y fueron parte de la mano de obra contratada para la construcción antes de que iniciara la pandemia por covid-19.
 
“Darle las gracias a Cerrejón por esta obra que hoy culmina. La cual es muy importante para todos los de la comunidad porque nos va a beneficiar en varios sentidos. Por ejemplo, nos va a servir para nuestros eventos tanto cultural como escolar. Desde que empezó la obra tuvimos participación, tanto las mujeres como nosotros los hombres. Estuvimos siempre pendientes del proceso y de la construcción”, afirmó Luis Arturo Jusayu Gonzáles miembro de la comunidad de Samutpio.
-Publicidad-