«Echar adelante lo más rápido posible la
reconstrucción física del pueblo, trabajando de forma efectiva con la empresa y
la Alcaldía», afirmó José Julio Pérez, líder de la comunidad de Tabaco
durante el acto, sencillo pero solemne, celebrado en el despacho del alcalde de
Hatonuevo, Reiner Palmezano. 
Durante el mencionado acto, Eduardo Lozano, jefe de la
División de Gestión Social de Cerrejón, 
hizo entrega formal al señor alcalde de los títulos que acreditan la
propiedad en cabeza del municipio de Hatonuevo del predio La Cruz, a partir de
ahora denominado Tabaco 1.
Este predio ha sido donado por Cerrejón y que se
destinará para la reconstrucción física de la comunidad de Tabaco, proyecto que
estará liderado por la alcaldía. Este importante paso se constituye en un logro
más hacia la sostenibilidad de esta comunidad.
En el acto de entrega participaron además, Pablo
Segundo Ojeda, personero municipal y José Julio Pérez y Armando Pérez Araujo,
líder y asesor de la comunidad de Tabaco, respectivamente, quienes se mostraron
muy satisfechos y optimistas con los significativos avances que ha traído esta
nueva era de relacionamiento que hoy existe entre Cerrejón, la comunidad de
Tabaco y la alcaldía de Hatonuevo.
“De antemano quiero felicitar a Cerrejón y a la
comunidad de Tabaco por la manera como han venido fortaleciendo sus relaciones;
adicionalmente, quiero reconocer a esta empresa por la forma como han llevado
este proceso donde no han desamparado a Tabaco. 
Hoy tenemos en nuestras manos el documento que nos
permite comenzar a trabajar por el sueño de esta comunidad”, manifestó Reiner
Palmezano, alcalde de Hatonuevo.
La comunidad de Tabaco, a través de la Red Tabaco de
Desarrollo Endógeno ha venido trabajando de la mano con Cerrejón en más de 80
proyectos productivos para el mejoramiento de la calidad de vida y al desarrollo
integral de sus familias.