Jorge Luis Pérez Molina
Jorge Luis Pérez Molina.
-Publicidad-

Esa es la pregunta que se ha hecho varias veces el médico pediatra Jorge Luis Pérez Molina, exsecretario de Salud departamental, quien todas las noches lo consulta con la almohada y no encuentra salida a su respuesta.

En dialogo con La Guajira Hoy se le notó muy preocupado y hasta desesperado por la situación que atraviesa La Guajira en materia de Salud y que él sí conoce su estado real y afirma que, esto se resuelve con hechos concretos.

Precisó que el tema se está manejando mal desde el principio; porque es una situación que tienen que estar en manos de los profesionales de la salud, no de los políticos.

Indicó que un grupo de médicos se han reunido y conformaron un grupo de apoyo voluntario para este fin pero a pesar de haber pasado cartas formales a gobernación, alcaldía y a secretaria de salud para hacer un frente unido, no han sido escuchados ni tenidos en cuenta y que al final son ellos los que estarán enfrente de las urgencias y UCI tanto adultos como de niños lidiando con las muertes que se va a presentar por decenas.

Manifestó que, para atender a los enfermos complicados con Coronavirus se requiere adquirir más ventiladores mecánicos para las UCI tanto adulto como niños adicionales y no han escuchado que se estén adquiriendo más ni los hospitales ni en las clínicas privadas. Actualmente en la Guajira solo existe un promedio de unas 78 camas más o menos pero que en la actualidad algunas ya están ocupadas.

«Va a morir mucha gente, porque no hay la capacidad instalada para atender esta epidemia y tampoco hay ventiladores mecánicos, ni dispositivos de UCI, los cuales son necesarios para atender al paciente», aseguró Pérez Molina.

En La Guajira existen 78 camas para Unidad de Ciudadanos Intensivos de adultos; 32 para cuidados intermedios de adultos; 24 cuidados intensivos pediátricos y 19 cuidados intermedios pediátricos.  

Argumentó que, los médicos del departamento no han tomado conciencia de la gravedad del caso y seguramente se van a exponer a contagiarse de este mortal virus y que seguramente llegaría a sus familias, pero siguen con un silencio cómplice ante la amenaza.

Igualmente, Jorge Luis Pérez Molina manifestó que, esto no puede ser que a nadie le importe. No escucho a los concejales, no escucho a los diputados, y los médicos irán a la batalla sin ninguna protección. Tampoco se ha evidenciado la autoridad militar ni policial para evitar que la gente salga a la calle y así mitigar el daño tan terrible que se nos avecina.

-Publicidad-