Con el programa Yanama financiado por Usaid, se vieron beneficiados 24 mil integrantes de 25 comunidades Wayuu de los municipios de Manaure, Uribia, Maicao y Riohacha.
Con el programa Yanama financiado por Usaid, se vieron beneficiados 24 mil integrantes de 25 comunidades Wayuu de los municipios de Manaure, Uribia, Maicao y Riohacha.

24 mil integrantes de 25 comunidades wayuu de los municipios de Manaure, Uribia, Maicao y Riohacha, así como 8 instituciones etnoeducativas, se vieron beneficiados en el desarrollo de herramientas y habilidades para afrontar los periodos de sequía o situaciones de emergencia.

Lo anterior a través del programa Yanama, financiado por Usaid que hizo posible que dichas comunidades fortalecieran sus capacidades de resiliencia y respuesta para hacer frente a la variabilidad climática en el departamento, con una inversión que asciende a 2,5 millones de dólares.

Con el programa Yanama financiado por Usaid, se vieron beneficiados 24 mil integrantes de 25 comunidades Wayuu de los municipios de Manaure, Uribia, Maicao y Riohacha.Durante la implementación del programa se apuntó a fortalecer cuatro sectores en las comunidades, como fueron seguridad alimentaria y medios de vida; agua, saneamiento e higiene; gestión de riesgos y recuperación económica y sistemas de mercado.  

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Los resultados son más que positivos. Por ejemplo, para realizar aportes al fortalecimiento de la resiliencia en Agricultura y Seguridad Alimentaria, el programa benefició a 483 personas dedicadas a actividades ganaderas por medio de la entrega de ganado caprino.

Esto propició la incorporación de la leche de cabra y sus derivados a la dieta de las familias. También se realizaron formaciones a través de la metodología de escuela de campo, asistencia técnica, entrega de insumos como kits de podología, sales mineralizadas y bloques nutricionales para el consumo de los animales.

En cuanto a la mejora de actividades de seguridad alimentaria, se beneficiaron 3 mil 224 personas directamente, por medio de la siembra de 12 hectáreas con maíz, fríjol, yuca, melón, ají, ahuyama, sandía y con el aporte de los huevos de las unidades avícolas. Esto permitió que diversificaran las dietas de los hogares Wayuu.

Con el programa Yanama financiado por Usaid, se vieron beneficiados 24 mil integrantes de 25 comunidades Wayuu de los municipios de Manaure, Uribia, Maicao y Riohacha.En cuanto a la Restauración Económica y Sistemas de Mercado, se beneficiaron 210 hogares para reforzar unidades productivas por medio de formación en habilidades empresariales, así como asesorías y coaching, además de transferencia de efectivo del 100 por ciento para utilización en insumos, materiales y equipos para el funcionamiento de las microempresas.

Igualmente, para la participación en servicios financieros se realizó la implementación de la metodología Alac -Asociaciones Locales de Ahorro y Crédito-, la cual busca incentivar el ahorro y créditos adaptados a las necesidades de las comunidades, logrando que por primera vez más de 116 participantes, a través de 7 asociaciones iniciaran su ahorro.

En relación al sector Agua, Saneamiento e Higiene, 11 mil 388 personas lograron acceso directo al servicio de agua. Se entregaron 1 mil sistemas de filtración domiciliarios, que garantizan agua segura a los beneficiarios de las 25 comunidades del proyecto Yanama.  Además, se culminaron las intervenciones en 20 pozos, 6 jagüeyes y 29 abrevaderos para asegurar que estas comunidades tengan acceso a puntos de agua mejorados y rehabilitados.

Respecto a las acciones en Política y Práctica de Gestión de Riesgos, 1.490 personas han sido capacitadas en preparación para desastres, reducción y gestión de riesgos, de las cuales 826 son estudiantes de los grados octavo hasta once de 8 instituciones etnoeducativas rurales, así como 200 participantes de instancias comunitarias y 390 personas pertenecientes a las comunidades, en articulación con la defensa civil colombiana y la Cruz Roja Colombiana.

Las condiciones prolongadas de sequía, así como otras problemáticas de la variabilidad climática seguirán afectando al mundo, por lo que es clave la asistencia de Usaid y programas que demuestren el valor e importancia de apoyar a las comunidades a desarrollar la autosuficiencia y adaptarse a las amenazas naturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here