-Publicidad-

Una trabajadora del hospital Nuestra Señora del Carmen de Hatonuevo, denunció ante la justicia que fue retirada de su cargo injustamente mientras se encontraba embarazada. Un juzgado ordenó su reintegro, pero el ente empleador presentó argumentos que llevaron a declarar improcedente el desacato y archivar el caso.

La afectada es Diorlis Andreine Vargas Rodríguez, quien presentó el caso al juzgado primero promiscuo municipal de Hatonuevo, donde se dictó el fallo en favor de la trabajadora el pasado 4 de septiembre de 2020. Decisión que fue ratificada por el juzgado primero del circuito de San Juan del Cesar.

Diorlis Andreine Vargas Rodríguez

La resolución ordena al representante de la E.S.E. Hospital Nuestra Señora del Carmen, gerenciado por Neritza María Terán Solano, realizar las gestiones para reintegrar a Diorlis Vargas en su cargo, en otro igual o superior, en un lapso no mayor a 48 horas, desde el momento de emitida la notificación.

-Publicidad-

El fallo también determina que se deben cancelar los dineros correspondientes por concepto de cuentas dejados de percibir desde el momento de la terminación de su vínculo laboral, a lo que Vargas señaló que la ‘orden a la fecha no ha sido cumplida’.

«Ante la renuencia a cumplir el fallo, inicié Incidente de Desacato ante lo cual el 1 de diciembre de 2020 la accionada presentó un informe cargado de falsedad al juzgado manifestando que, acataba en todas sus partes el fallo de tutela», manifestó Diorlis Vargas en comunicación pública con los entes relacionados.

En su informe, Vargas Rodríguez indicó que el Hospital habría expedido la resolución 111 de 2020, la cual fue aportada con anexos como Solicitud de Certificado de Disponibilidad No. 1238 de fecha 03/11/2020, Certificado de Disponibilidad Presupuestal No. 1238 de fecha 03/11/2020 y Registro Presupuestal No. 1238 de fecha 03/11/2020 y un Contrato de Prestación de Servicios que «no ha sido suscrito», lo que habría inducido al juez a declarar improcedente el desacato y archivar el mismo.

La afectada denunció que «se siguen vulnerando no solo mis derechos fundamentales tutelados, sino que también se le están vulnerando los derechos a mi hija menor, ya que ella es objeto de especial protección por parte del Estado y sus instituciones.

Neritza María Teran Solano

A la fecha no se me ha cancelado un solo centavo de lo ordenado, ni se ha surtido el reintegro laboral, por lo que a mi entender se está incurriendo en un fraude a decisión judicial«.

En ese sentido, Diorlis Vargas Rodríguez asegura que la gerente del hospital nuestra Señora del Carmen, Neritza María Teran Solano le está ‘Bailando el Indio‘ por lo que decidió dar a conocer esta situación ante la Defensoría Regional de La Guajira, Procuraduría General de la Nación, procuradores administrativos de La Guajira, Fiscalía Delegada para Asuntos Administrativos de La Guajira.

La Guajira Hoy quiso conocer qué piensa la gerente del Hospital, Neritza María Teran Solano, quien anunció delegar al Asesor Jurídico de la entidad para que atendiera las inquietudes de este medio de comunicación y el delegatario no apareció.