«La Guajira es un departamento
limítrofe que se ve expuesto a las consecuencias que se viven en las fronteras,
y aquí hay un escenario que no solamente tiene que ver con el fenómeno del
contrabando, sino también con lo tradicional y social», advirtió el mayor
General Rodolfo Palomino, Director de Seguridad Ciudadana de la Policía  Nacional, al referirse a las publicaciones de
medios nacionales sobre acusaciones contra el gobernador Juan Francisco Gómez
Cerchar.
Las declaraciones las entregó el alto
oficial en rueda de prensa en el despacho del mandatario de los guajiros, y
dijo que, cada día en La Guajira se advierte más la necesidad de contener el
tema del contrabando, porque el hecho que se cuente con gasolina de otro país
no significa que sea ilegal, porque existe una cooperativa en manos de
comunidades como Ayatawacoop que garantizan ante el Estado su legitimidad.
«Aquí a veces La Guajira se queda
con el pecado pero sin el género», precisó el Mayor General Rodolfo
Palomino, explicando que no es delito que en la región el combustible se venda
en unas estaciones de servicio legítimamente constituidas.
El delito se configura cuando abandona
el departamento, y es allí donde se sumarán los esfuerzos para contener esas
conductas que ya son conocidas por todas las autoridades, indicó Palomino.
Aseguró, que si hay una comunidad que le
ha querido decir no a ese tipo de conducta delictiva es La Guajira, que lo ha
expresado de diferentes maneras como las cooperaciones para lograr incluso
incautar combustible de contrabando, y poder llegar a afectar aquellas
estructuras criminales que se nutren de los resultados de esas operaciones.
El Mayor General Rodolfo Palomino,
confirmó que gracias a colaboración ciudadana, se ha logrado penetrar a las
bandas criminales que derivan buena parte de su economía ilegal del
contrabando.