El invierno tiene incomunicado a la Alta Guajira con Uribia.
El invierno tiene incomunicado a la Alta Guajira con Uribia.
-Publicidad-

Las fuertes lluvias que se han registrado ante el paso de la tormenta Iota, ha afectado de manera significativa diferentes municipios de La Guajira, entre ellos, Uribia; donde la mayoría de las comunidades wayuu se encuentran en emergencia por las inundaciones.

En la comunidad de Chiriguaná, en el corregimiento de Nazareth, alrededor de 30 familias se encuentran incomunicadas por la falta de energía y el desborde de los arroyos Waatkalu y Saruwaralu, provocando inundaciones en las viviendas y pérdidas materiales.

Pequeños sembrados de frijol y maíz fueron inundados y en muchos casos arrasados por los fuertes aguaceros que han caído en el corregimiento de Nazareth, Alta Guajira, municipio de Uribia.
Pequeños sembrados de frijol y maíz fueron inundados y en muchos casos arrasados por los fuertes aguaceros que han caído en el corregimiento de Nazareth, Alta Guajira, municipio de Uribia.

Enis María Acharayu, habitante de este sector, señaló que les preocupa el bienestar de los niños y ancianos, quienes son la población más vulnerable de la zona.

-Publicidad-

Indicó que desde el pasado domingo se trasladó a Uribia para presentar las pruebas Icfes, pero hasta el momento no ha podido regresar a su comunidad por lo obstruido que se encuentra el camino y que asimismo se encuentran muchos habitantes que salieron a trabajar hacia otros municipios y hasta hoy no les ha sido posible retornar a sus viviendas.

“Hasta el martes por la noche fue que logré tener comunicación con mis familiares, quienes me informaron que perdieron la mayoría de sus pertenencias a causa del barro y el agua que entró a las viviendas, situación que también viven otras familias de la zona”, agregó Enis María.

Pequeños sembrados de frijol y maíz fueron inundados y en muchos casos arrasados por los fuertes aguaceros que han caído en el corregimiento de Nazareth, Alta Guajira, municipio de Uribia.Además, manifestó que los animales y las siembras, que son el principal método de sustento de estas familias, también se han visto afectados por los fuertes aguaceros que azotan las comunidades.

Cabe mencionar que desde hace aproximadamente nueve años no se registraban lluvias de esta magnitud en el Departamento, pero la llegada de fenómenos como La Niña y la temporada de huracanes, ha desatado emergencias en diferentes municipios de La Guajira.

-Publicidad-