Comisión negociadora de Sintracarbón
Comisión negociadora de Sintracarbón.
-Publicidad-
-Publicidad-

Las comisiones negociadoras de empresa y sindicato están listas para la primera ronda que se hará en un hotel de Barranquilla

Para este 10 de enero de 2024 se tiene previsto el inicio de la negociación de la nueva convención laboral entre los delegados del sindicato de trabajadores de la compañía Cerrejón y los directivos de esa entidad, para regular las relaciones labores durante el período de cuatro años.

De acuerdo con lo expresado por los agremiados en el sindicato, las conversaciones se inician en la ciudad de Barranquilla y en este período de arreglo directo se tiene previsto buscar consenso por término de 20 días, los cuales pueden ser prorrogables hasta por un tiempo igual.

En esta ocasión el sindicato y sus asesores le han dado un especial énfasis al aspecto salarial como una forma de resarcir a los trabajadores sacrificios en anteriores negociaciones donde en aras de mantener a la empresa en situación financiera estable, se declinó con algunas aspiraciones que tenían para generar un aumento de salario que los pusiera cercano a los demás trabajadores de Latinoamérica que, en otros países diferentes a Colombia, obtienen sueldos que compensan su sacrificio diario”, expresó Jaime López, uno de los siete trabajadores que fueron delegados para la negociación de la convención.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Los restantes negociadores del sindicato son Ricaurte Hernández, Heli Arregocés, Yoadis Pinto, Jonathan Galván y Jorge Peralta; todos ellos directivos nacionales del sindicato.

Por la empresa están en la negociación Gustavo Solano, Roger Agirre, Jonathan Morro, Susana Gómez y Anuar García. El inicio de las negociaciones se tiene programado para este miércoles 10 de enero en un exclusivo hotel de la ciudad de Barranquilla, luego de un encuentro preliminar los días 3, 4 y 5 de enero donde se establecieron algunas reglas de juego conocida en estos procesos como el Acta de Garantías.

Hemos iniciado este proceso como en otras oportunidades y es poniendo de manifiesto que para el sindicato y sus trabajadores, la opción de una huelga es lo último a lo que se podría acudir en la eventualidad que los dos ciclos de diálogo directo no den resultados favorables para las partes. Sin embargo, quedaría la opción del arbitramento con lo que también se busca que no se llegue a extremos”.

Para los trabajadores en esta ocasión es importante el asunto de salarios, y esto se encuentra directamente relacionado con los altos precios del carbón en los mercados internacionales, especialmente en Europa y Asia, donde la guerra entre Rusia y Ucrania disparó el precio del mineral por la imposibilidad de comercializar gas.

Los trabajadores indican que en la negociación de la pasada convención debieron ceder en aras de mantener la empresa financieramente viable, pero ahora ese esfuerzo realizado debe ser compensado con un aumento justo pues la tonelada ha alcanzado precios que fueron inimaginables, incluso para los directivos de la compañía cuando estuvieron alrededor de USD 350.

Indicaron que esta convención lleva un componente social y tiene que ver con la transición energética, pues se plantea que haya beneficio para los trabajadores, sobre todo para los que por razones del inminente cierre de la mina deben ser desvinculados. “Pretendemos recuperar lo que no se tuvo en la negociación de la convención laboral que termina”.