Milton Toncel Redondo, conocido anteriormente con el alias de Joaquín Gómez.
Milton Toncel Redondo, conocido anteriormente con el alias de Joaquín Gómez.
-Publicidad-
-Publicidad-

Milton de Jesús Toncel, acompañado por los senadores Victoria Sandino Simanca Herrera e Israel Zúñiga Iriarte hicieron público una comunicación en la que expresaron su rechazo a las acciones realizadas por sectores del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc).

En el video colgado en la plataforma YouTube, el trio de excombatientes manifestaron una serie de aspectos que, a su juicio, ha sesgado el proceso de reincorporación política y social de los guerrilleros que depusieron las armas para embarcarse en el proceso de paz que se gestó con el apoyo de países como Cuba y Noruega.

Milton Toncel, conocido anteriormente con el alias de Joaquín Gómez, destacó hechos lamentables que han afectado la construcción de la paz, como presuntos asesinatos selectivos y sistemáticos a excombatientes en proceso de reinserción a la vida en comunidad.

-Publicidad-

“El proceso de paz enfrenta una grave crisis: más de 250 excombatientes asesinados, más de 300 firmantes de la paz aún en prisión mientras que a las dos terceras partes de los antiguos guerrilleros no se les ha aprobado proyecto alguno para su reincorporación económica y social, en medio de la más grande crisis económica del siglo”, puntualizó Toncel.

Victoria Sandino e Israel Iriarte, quien detentaba el alias de Benkos Biohó, aparecen acompañando a Toncel en la comunicación en la que se afirma que ha existido una “perfidia estatal con respecto a la reforma rural integral, la reforma política, las circunscripciones especiales de paz, los montajes judiciales e incluso, la persecución de Cuba como país garante del acuerdo”.

El comunicado también deja clara la posición de los exponentes en rechazar la asamblea en la que se estarían dejando de lado los principios fundacionales del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, puesto que, consideran, no se toma en cuenta las opiniones y discusiones de todos los delegados.

“El debate político requiere garantías y democracia, por esto no vamos a participar en esta asamblea antidemocrática, atada a unos mecanismos amañados que excluyen a militantes y fundadores del partido que seguimos comprometidos al acuerdo de paz”, asevera el comunicado.

Entre otras exigencias para el mantenimiento de la paz, surgida de los acuerdos firmados en Cuba, los excombatientes exigen plenas garantías para la reincorporación política y que “no termine el partido convertido en un cascarón privatizado”.

También requieren que se cumplan los estatutos y se reconozcan como militantes a todos aquellos que participaron en el congreso fundacional en 2017. Que se abra el debate con todos y todas sobre los temas fundamentales y definir acciones para que el Estado “rompa su silencio sobre el genocidio en curso en contra de los firmantes de la paz y los líderes y lideresas sociales”.

Finalmente, invitaron a la militancia a no renunciar al partido ni a demeritar el acuerdo de paz, por el contrario, les exhortaron a buscar salidas a la crisis. Además, convocaron a todos los militantes excluidos a “construir espacios para ganar la reincorporación y continuar la lucha por la paz”.

“Llamamos a la segunda misión de la ONU, que tiene entre sus competencias el seguimiento de la reincorporación, que evalúe esta grave situación para poder otorgar garantías en la implementación de este componente del acuerdo final”, recalca el comunicado de los excombatientes.