Muchas son las fincas que están siendo atacadas por delincuentes. Imagen netamente ilustrativa.
Muchas son las fincas que están siendo atacadas por delincuentes. Imagen netamente ilustrativa.
-Publicidad-

La tranquilidad para quienes ejercen labores agrícolas y pecuarias llegó a su fin, por la incursión constante de cuatreros a predios para saquearlos, hace que ahora los lugareños vivan en un ambiente de zozobra.

Varios hombres, irrumpieron a aproximadamente a las 8:00 de la noche de este jueves en la finca de razón social ‘Antonela‘, en la Región del Puy, jurisdicción del municipio de Fonseca y luego procedieron a encerrar y amordazar a los trabajadores en un cuarto de la vivienda para tener pleno control de la finca.

Le podría interesar: Roban seis reses y un toro en región del Pantano, zona rural de San Juan

-Publicidad-

Los cuatreros optaron por llevarse chivos, gallinas, cerdos, reses, bombas de agua, herramientas de trabajo y hasta la comida y el poco dinero que poseían los operarios. Este predio campestre de la propiedad del pequeño ganadero Humberto Lacouture.

“Los ladrones tenían una camioneta en la que iban cargando todo lo que le interesaba y tomaron rumbo a la vía que lleva al poblado de Los altos, mientras que a los semovientes bovinos, se los llevaron a pie por el camino que conduce a la vereda de Hatico Viejo” dijo Luis Carlos Lacouture, hijo del dueño del predio.

Le podría interesar: Cuatreros usando tapabocas sacrifican animales y se llevan equipos de finca de Fonseca

Indicó que los delincuentes estaban armados con tapabocas y gorras. Del masivo hurto en la posesión tuvo conocimiento la familia como a las 2:00 de la madrugada de este viernes, luego que los peones, pudieron zafarse de sus ataduras y les comunicaran los que había sucedido.

“Fuimos al comando de la Policía, para que nos brindaran apoyo y acompañamiento a la finca, pero no nos quisieron colaborar, porque la zona rural no la cubrían ellos, y que solamente a partir de las ocho de la mañana, podrían hacerlo, contactamos entonces al personal del Ejército en el Batallón Rondón y de inmediato nos enviaron seis patrullas motorizadas”, afirmó Lacouture.