Aspecto del operativo de desalojo que realizó la Policía y según la misma comunidad los uniformados se extralimitaron de sus funciones.
Aspecto del operativo de desalojo que realizó la Policía y según la misma comunidad los uniformados se extralimitaron de sus funciones.
-Publicidad-
-Publicidad-

Una queja disciplinaria contra la juez promiscuo municipal de Fonseca, Rocío Vargas Tovar y el fiscal en turno Emilio Osorio, fue presentada ante la procuraduría General de la Nación, por parte de miembros de la Policía quienes intervinieron en una acción preventiva de perturbación a la posesión de un terreno en el corregimiento de Conejo.

Durante la audiencia liderada por la Juez, calificó la actuación de los uniformados como desmedida, por la manera como se actuó contra a quienes se oponían al lanzamiento por ocupación de hecho del predio y en sus alegatos aseguró que se presentaron inconsistencias en los informes de capturas en flagrancia de dos personas.

También le podría interesar: Procuraduría y Fiscalía Investigarán proceso de desalojo en Conejo

-Publicidad-
Rocío Vargas Tovar
Rocío Vargas Tovar.

En esa vista pública el ente investigador le pidió a la juez que le compulsara copias penales por fraude procesal a los uniformados quienes adelantaron la diligencia reglamentaria el pasado 24 de julio.

Sin embargo, los agentes aseguran, que el proceso de desalojo se adelantó luego de agotado todos los medios legales, tales como acciones de sensibilización, contando con el acompañamiento de la Personería y la Comisaría de Familia, razón por la cual al no acatar los invasores los requerimientos ni acceder al retiro voluntario de los terrenos que son de propiedad de la Junta de Acción Comunal, debieron actuar de la forma como lo hicieron.

Según los uniformados, en el procedimiento a los invasores se les observó agresivos, teniendo que intervenir el Grupos de Escuadrón Móvil Antidisturbios Esmad.

En ese sentido, los miembros de la institución policial al sentir que la sanción que se les impuso fue injusta, optaron en su defecto, de acudir al Ministerio Público, a denunciar tanto a la juez como al fiscal, por una supuesta irregularidad administrativa, arguyendo que allí lo que hubo fue un ataque contra el servidor público, en vista que algunos oficiales resultaron lesionados.

-Publicidad-