La decisión fue tomada por
la máxima autoridad ambiental de La Guajira, luego de verificar a través de una
visita técnica  al sitio donde se
encuentra la infraestructura del proyecto turístico Parque Lineal de la Laguna
Salá.
En la visita se evidenció la caída de un árbol (mangle negro), originada  por la  
poda de sus raíces principales, lo cual causó el  debilitamiento de su parte basal.
Durante la inspección, se
constató además una gran cantidad de escombros y residuos sólidos amontonados
en varios puntos a la entrada y costados de la obra,  se presume que este material es para relleno
y construcción.
Sin embargo, 
se encuentra por fuera de la zona delimitada por la estructura de
gaviones, rodeando a varios árboles del área, por encima de su DAP (Diámetro a
la altura del pecho) natural. 
Todos estos factores
aumentan la sedimentación del humedal; situaciones que evidencian un mal manejo
ambiental del proyecto.
Por todo lo anterior,
Corpoguajira decidió imponer la medida preventiva en contra del Departamento de
La Guajira, por ser el ejecutor del proyecto, consistente en la suspensión de
las actividades que se desarrollan en el Parque Lineal de la Laguna Salá, hasta
que se presenten las evidencias de haber cumplido con la compensación por la
caída del árbol.
El resarcimiento es la siembra de diez 
individuos de la misma especie en el área afectada;  se inicie el proceso de sensibilización y
formación ambiental, que permita a la comunidad dar un uso adecuado al
ecosistema de la laguna Salá.
Finalmente recomienda que se adelanten las acciones para recoger y disponer
adecuadamente todos los materiales que se encuentren ocupando espacios de
interés público y en las áreas por fuera de los linderos del proyecto.

La medida preventiva impuesta es de ejecución
inmediata, tiene carácter preventivo y transitorio;   su incumplimiento total o parcial será
causal de agravación de la responsabilidad en materia ambiental.