Si no tienes familia, conócete con un guajiro, que de una vez, ya es primo tuyo.
Si no tienes familia, conócete con un guajiro, que de una vez, ya es primo tuyo.
-Aviso-
-Publicidad-

Considerada cuna de la música de acordeón, tierra de cantantes y compositores, La Guajira no solo esta engalanada por su riqueza natural y cultural, sino además, por el entusiasmo y amabilidad que caracteriza a sus coterráneos. 

Jorge Enrique Orozco Hurtado
Jorge Enrique Orozco Hurtado.

El trato entre sus pobladores de ‘primo’, ‘manito’, hermano’, convierte a la Península en una gran familia, siempre dispuesta a acoger a los foráneos que cuando llegan a esta tierra destacan que lo mejor que conocieron fue a su gente. De ahí el dicho en el interior del país, de que “si no tienes familia, conócete con un guajiro, que de una vez, ya es primo tuyo”.

Así lo ratifica Jorge Enrique Orozco Hurtado, oriundo de Sonsón Antioquia, quien hace 8 años labora en La Guajira como asesor técnico-comercial y asegura sentirse privilegiado al ser acogido por esta tierra, “de personas buenas, bellas, trabajadoras y luchadoras. Los guajiros son gente de alta pujanza y cordialidad”.

Juan José Martínez Amaya
Juan José Martínez Amaya.

Juan José Martínez Amaya también es un antioqueño con más de 25 años de estar radicado en la ciudad de Riohacha, donde realizó sus estudios profesionales en Ingeniería Industrial y formó una familia con una mujer guajira. “Lo que más me motiva a continuar acá es la tranquilidad en que se vive y por supuesto, la calidez y entusiasmo de su gente”.

Wharlinton Iván Gualdron
Wharlinton Iván Gualdron.

Así las cosas, no cabe duda que como dijo en una ocasión la diputada hondureña Waleska Zelaya Portillo, “si visitas La Guajira el riesgo es que te quedes”, porque los elogios para este territorio provienen desde sus principales autoridades, como el coronel Wharlinton Iván Gualdron, comandante de la Policía y nativo de la ciudad de Bogotá. “De esta tierra admiro la tenacidad de sus pescadores, la paciencia y dedicación de sus artesanos y la jovialidad de su gente”, afirmó.

Los guajiros son buena gente y dispuesto a apoyar y defender a los amigos.
Los guajiros son buena gente y dispuesto a apoyar y defender a los amigos.

Esto demuestra que en medio de las necesidades y la escasez que durante décadas ha azotado este territorio, la mayor riqueza está en la calidad humana de su gente, esa que con versos y entusiasmo le hace frente a las dificultades, puesto que como diría en su canción el gran Jorge Oñate, “al guajiro hasta la muerte le llega tarde”.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here