Los nativos aseguran que fueron maltratados por miembro del Ejército y la Policía.
Los nativos aseguran que fueron maltratados por miembro del Ejército y la Policía.
-Publicidad-
-Publicidad-

Manifestaron que un grupo de personas armadas pertenecientes al Ejército, Policía Nacional y CTI de la Fiscalía irrumpieron en su territorio en busca de armas porque según ellos, tenían noticias que allí se fabricaban.

Fueron violentos al llegar en la madrugada, no tuvieron que ver con los niños, con las mujeres ni con los adultos y nos apuntaban con sus armas y nos solicitaban en todo momento que les entregáramos las armas” dijo Yesica, una profesora integrante de la comunidad de Cochorretamana.

El colectivo wayuu en mención, hace parte de las comunidades que habitan la nutrida población que en este momento se ha instalado en la cabecera municipal en su salida al fronterizo corregimiento La Majayura, donde se ha formado un pequeño y nutrido poblado de una notable actividad comercial con la vecina nación Venezuela.

-Publicidad-

Los nativos aseguran que fueron maltratados por miembro del Ejército y la Policía.Según Yesica, la orden de allanamiento que las autoridades les mostraron mucho después de los atropellos y por insistente solicitud de los afectados, estaba dirigida a otra ranchería y no a la de ellos. En la orden de allanamiento judicial se observa el nombre de una comunidad denominada Pochorretamana.

En un video grabado por la comunidad en medio de la confusión, les solicitan a las autoridades del grupo Goes que muestren la orden de allanamiento, ante lo cual uno de los uniformados alega que ellos no llegaron a meterse así nada más por querer y que la orden se la mostrarían más tarde.

En la grabación se percibe el fuerte enfrentamiento verbal donde la comunidad solicita respeto y les recuerdan que ellos estudiaron para estar ahí y que deben ser más respetuosos. Las autoridades pidieron que la líder de la comunidad saliera ante lo cual les dijeron que ella estaba durmiendo e insistían en que mostraran la orden de allanamiento.

La profesora que aportó la información dijo que el caso será llevado a la justicia ordinaria, para lo cual se asesorarán con un abogado.