Niños y niñas exaltados junto a los militares, directivos de Anas Wayuu.
Niños y niñas exaltados junto a los militares, directivos de Anas Wayuu.
-Publicidad-

Catorce niños y niñas de la comunidad indígena wayuu, localizados en el municipio de Maicao fueron homenajeados por el Ejército Nacional luego de demostrar su gran compromiso académico durante sus clases a distancia.

Estos pequeños, durante el tiempo de la cuarentena obligatoria y la presencia del virus covid-19 en el país, tuvieron que pasar de sus clases presenciales en las aulas escolares a clases a través de medios tecnológicos. A pesar de la dura transición, sus ganas de aprender no han cesado y continúan día a día recibiendo las enseñanzas que les brindan sus profesores.

Por esta razón, el Ejército Nacional a través de la Décima Brigada con el Batallón de Caballería Gustavo Matamoros, el Batallón de Apoyo de Acción Integral y Desarrollo N.º 1 y los Profesionales Oficiales de Reserva en articulación con la Empresa Promotora de Salud Indígena Anas Wayuu les entregó un diploma y una medalla a manera de reconocimiento por su consagración al estudio.

-Publicidad-
Militares y directivos de de Anas Wayuu.
Militares y directivos de de Anas Wayuu.

En la entrega estuvo presente Beda Margarita Suárez Aguilar, gerente de Anas Wayuu, quien además donó un kit de bioseguridad y una pequeña canasta con dulces para celebrar el Día de los Niños para cada menor de edad. Esta actividad se desarrolló bajo todas las medidas de protección para evitar el contagio del coronavirus.

El mayor Cristian Loaiza, comandante del Batallón de Apoyo de Acción Integral y Desarrollo N.º 1, manifestó: «la finalidad de esta actividad es seguir incentivando a los niños para que continúen estudiando, en este caso, virtualmente, y que se sigan cuidando frente al covid-19 para evitar este tipo de enfermedades en la comunidad».

Así mismo y con el fin de seguir estrechando los lazos de amistad con la población indígena, la cabo tercero Julieth Paola Pushaina Epiayú de la comunidad indígena Zahino y oriunda del municipio de Barrancas, quien actualmente trabaja incansablemente por su comunidad desde el Ejército Nacional, entonó las notas del himno nacional en lengua wayuunaiki, idioma ancestral del territorio desértico de la península de La Guajira colombiana.

De esta forma, el Ejército Nacional continúa demostrando su compromiso con los niños y niñas de Colombia, y desarrollando este tipo de actividades que les brinda a los menores un momento de alegría y sano esparcimiento.

-Publicidad-