En el caso del agua potable que es envasada en bolsas plásticas esto podría repercutir profundamente en la economía de la canasta familiar
En el caso del agua potable que es envasada en bolsas plásticas esto podría repercutir profundamente en la economía de la canasta familiar.
-Publicidad-
-Publicidad-

El alza en los costos de la materia prima para fabricar los plásticos en Colombia, podría desencadenar en serias afectaciones para la economía popular, debido a que estos incrementos afectan a toda la cadena, desde productores hasta consumidores, y debe enfrentarse para buscar que el impacto sea lo menos gravoso posible.

Las industrias del plástico iniciaron el año con el reto de manejar un inesperado aumento en los costos de materias primas y del valor de los fletes internacionales. Esta situación está generando una preocupación en los asociados de la Cámara Ambiental del Plástico y del Poliestireno Expandido, ante el temor de que exista un desabastecimiento de las resinas plásticas, pues en los últimos meses el precio de las resinas ha aumentado entre 40 y 50 por ciento de los precios que se tenían en 2020.

En el caso del agua potable que es envasada en bolsas plásticas, esto podría repercutir profundamente en la economía de la canasta familiar, debido a que de cada 100 pesos que se invertían ahora deben invertir 200.

-Publicidad-

Según Manuel Castillo gerente de una envasadora, la disyuntiva está en que o suben los precios o cierran la operación, lo cual afectaría en la primera opción a los consumidores y en la segunda a un tren de trabajadores, que son unos 500 empleados directos, distribuidos en las empresas dedicadas a producir agua potable en Maicao.

La mayoría de las empresas llevan varios años sin hacer incrementos, pero esa gavela terminó porque con las recientes alzas de los plásticos se acabó la capacidad de seguir sosteniendo esos aumentos por estrategias netamente competitivas, explica Castillo.

Rosa Lanao, empresaria de agua potable.
Rosa Lanao, empresaria de agua potable.

Rosa Lanao, otra empresaria recuerda que desde hace 11 años ha mantenido los precios a pesar de las alzas en los insumos, pero que hace 30 días un kilo de plástico costaba COP $8.300 hoy cuesta COP $15.000 con opción de seguir subiendo.

Los aumentos de la materia prima del plástico afectarían por igual a los envasadores, conductores, ayudantes, tenderos y consumidores finales por lo que los empresarios solicitan mayor comprensión y solidaridad a los compradores.

-Publicidad-