Muy felices se les observan a los wayuu ahora que tienen a disposición agua para el consumo.
Muy felices se les observan a los wayuu ahora que tienen a disposición agua para el consumo.
-Publicidad-

En el departamento de La Guajira, específicamente en el municipio de Maicao, se construyeron las pilas públicas denominada Casa Azul en Manaure, que está conformada por una pila principal donde se produce y procesa el agua y 5 pilas satélites a donde se distribuye y a donde pueden llegar las comunidades a recolectar el agua en forma diaria.

La Guajira Hoy y la veeduría Ciudadana realizaron un recorrido para observar la obra que construyó el Gobierno Nacional en cumplimiento de la Sentencia T-302 de 2017 que le ordenó a las entidades del gobierno demandadas “tomar medidas inmediatas para que las comunidades beneficiarias puedan tener a la brevedad posible, acceso al agua potable y salubre, de manera sostenible y suficiente para la subsistencia de los niñas y niños”.

La Organización Mundial de la Salud OMS y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia – Unicef definen el agua potable salubre de la siguiente manera: Agua potable es el agua utilizada para los fines domésticos y la higiene personal, así como para beber y cocinar y se tiene acceso al agua potable si la fuente de la misma se encuentra a menos de 1 kilómetro de distancia del lugar de utilización y si uno puede obtener de manera fiable al menos 20 litros diarios para cada miembro de la familia.

-Publicidad-
A veces se presentan dificultades, pero con tener el agua para el consumo se ha avanzado bastante.
A veces se presentan dificultades, pero con tener el agua para el consumo se ha avanzado bastante.

La Corte Constitucional refrendó al determinar en la mencionada sentencia como uno de los 8 objetivos mínimos constitucionales, aumentar la disponibilidad, accesibilidad y calidad del agua y que en cada corregimiento y en cada comunidad el suministro debe ser continuo, superior a 20 litros per cápita por día y que su acceso debe estar distancias menores a 2 horas de recorrido a pie.

El ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio viene desarrollando el programa ‘Guajira Azul‘ que es un modelo que busca proveer agua potable bajo el esquema de pilas públicas, el cual se encuentra determinado por un módulo donde se construye y procesa agua potable a través de pozos profundos, desde allí y mediante carrotanques se lleva agua tratada a otras pilas aferentes que son albercas con capacidad de 10.000 litros donde las comunidades pueden aprovisionarse de agua mediante pimpinas.

Se identificó que el modelo se estableció para que las comunidades que se ubican hasta 2.5 km de distancia puedan llegar y recolectar el agua. En cada pila entregan por familia hasta 15 pimpinas semanales y 60 mensuales por familia, indistintamente si la vivienda tiene 2, 3, 4, 5 o 10 miembros, incumpliendo el mandato de la Corte Constitucional, de garantizar 20 litros diarios per cápita.

Los carrotanques vienen y cargan el agua para llevarlas a las comunidades más apartadas del municipio de Manaure.
Los carrotanques vienen y cargan el agua para llevarlas a las comunidades más apartadas del municipio de Manaure.

Casa Azul tiene a la Asociación de usuarios Painwajirawa´A Asaa Wuin, como administrador y a la AAA de Manaure como operador, quienes controlan el transporte y la entrega del agua (ración diaria) con base en un carné que debe presentar cada usuario que llega a retirarla.

Al georreferenciar las pilas públicas construidas se pudo identificar que las mismas no están contiguas unas a otras, sino muy distantes, y dado que sus coberturas son de 2.5 km a la redonda, esto deja muchas comunidades, familias y niños por fuera del programa, incumpliéndose otro mandato de la Corte Constitucional, que es garantizar coberturas y acceso al agua potable a todos.

Dentro de la zona, la veeduría identificó 224 comunidades wayuu (pueden ser más) con 4.073 puntos poblados, pero en las zonas de 2.5 km alrededor de cada pila pública se identificó solo 97 comunidades (1.648 puntos poblados) y 127 sin cobertura (2.425 puntos poblados), es decir, la cobertura solo sería del 40.5 % en el área.

En visita al centro de producción de agua, que es la pila ubicada sobe la vía Manaure – Uribia, se identificó que la misma está siendo utilizada para fines diferentes a la cual fue creada. Se pudo constatar que no corresponden al programa, que se está comercializando agua a terceros, incluso que desde allí se está llevando agua al casco urbano de Manaure y a Uribia.

En este lugar se encuentran varias llaves en donde los nativos llegan a aprovisionarse de agua.

Esta comercialización genera una sobreexplotación del acuífero y de los equipos que se instalaron exclusivamente para atender las 6 pilas públicas del programa (pilas satélites de Porki, las Tunas, Arroyo Limón, Santa Rosa, Casa Azul y Atapu).

En las visitas las Pilas de las Tunas y Atapu se encontraron cerradas, por el mal estado de las trochas el carrotanque no puede llevar el agua a causa de las lluvias.

Se indagó si habían muerto niños por causas asociadas a la desnutrición y/o enfermedades diarreicas aguda, y en 5 de 6 puntos se nos informó que en los últimos meses no ha muerto nadie por estas causas y se asoció a tener acceso al agua potable de las pilas, siendo un hecho altamente positivo.

Sin embargo, manifiestan que las enfermedades de la piel persisten, toda vez que el aseo deben hacerlo con las aguas tradicionales no tratadas (pozos artesanales y jagüeyes), que generalmente están contaminadas.

En general, las personas entrevistadas en cada pila pública, manifestaron que su calidad de vida ha mejorado frente al acceso al agua, pero las cantidades recibidas no les alcanzan. También manifestaron que la inseguridad alimentaria se mantiene e incluso se ha recrudecido por los efectos de la pandemia.

-Publicidad-