El coliseo Toyota Novoa, escenario que se pudo adecuar para atender la pandemia
El coliseo Toyota Novoa, escenario que se pudo adecuar para atender la pandemia
-Publicidad-

Del total de los contagios confirmados con la enfermedad covid-19, el municipio de Maicao posee cerca del 50 por ciento de los casos y la mortalidad de esta enfermedad en la ciudad supera con creces el promedio mundial, lo que para dos expertas en materia de planeación es “desolador”.

La abogada Almaris Sarmiento y la arquitecta Karina Habib, en una entrevista exclusiva para La Guajira Hoy explicaron que, considerando lo obtenido en la lucha contra la pandemia en Maicao, solo se han percibido resultados negativos que se han pagado con una mortalidad desastrosa.

A finales del pasado mes de junio, estas profesionales maicaeras en representación de la sociedad civil, enviaron una comunicación al presidente de Colombia, Iván Duque, expresándole sus preocupaciones con respecto a la vulnerabilidad que posee Maicao ante el brote del coronavirus en la ciudad.

El estadio de futbol Hernando René Urrea
El estadio de futbol Hernando René Urrea.

“En su momento consideramos lo dicho por la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien dijo que en el Mercado de las Pulgas de Maracaibo, habían detectado un foco de contagio y, naturalmente, uno se preocupa”, manifestó Almaris Sarmiento.

La carta, recibida también por los gobiernos departamental y municipal, revelaba que, además de la cercanía con la ciudad de Maracaibo, el municipio de Maicao presenta características que podrían agravar la velocidad de contagio.

El intercambio comercial tradicional, la cultura de la informalidad, las aglomeraciones recurrentes en puntos de pago y el mercado, junto con un límite fronterizo prácticamente inexistente y las parrandas desataron los índices de contagio, manifestaron.

“Teníamos la percepción de que la migración podía ser un factor de importancia. Si miramos la efectividad de las tareas que ordenó el viceministro Luis Moscoso frente a los índices que se tienen hoy, podemos concluir que los resultados son negativos”, aseveró por su parte Karina Habib.

Ante esta realidad, tanto la jurista como la arquitecta coinciden en que “Maicao no estaba preparado” para afrontar el brote. Por ello plantearon propuestas al gobierno para paliar un poco la crisis.

“Nuestro llamado es a que nos unamos, porque lo que está en peligro es la vida y la salud de todos los moradores de Maicao”, comentó la abogada Sarmiento. A la vez que invitó a coadyuvar y unir acciones, no para ser críticos, sino para ser constructores y aportadores de ideas”.

Indicaron que se debió aplicar la estrategia Prass, capacitar no menos de 200 profesionales con recursos del Programa de Intervenciones Colectivas (PIC) para realizar cercos epidemiológicos a tiempo y enfocar las ayudas necesarias de forma efectiva.

“¿Qué se tenía preparado cuando se dio la alerta naranja? Nada. Pudieron adecuar espacios y, teniendo el estadio de futbol Hernando René Urrea y el coliseo Toyota Novoa, no se habilitaron carpas donde atender casos ni se realizaron simulacros para saber qué hacer cuando llegara el primer caso”, aseguró Habib.

Esperaban que, como mínimo, se realizaran campañas de lavado y desinfección de manos, entrega de tapabocas y socialización en los puntos álgidos de la ciudad, donde confluyen muchas personas sin respetar el distanciamiento o la higiene.

“Lo único que el tiempo no perdona es lo que a tiempo no se hizo”, sentenció la arquitecta Karina Habib.

-Publicidad-