Rafael Solano, Mohamad Dasuki
Rafael Solano, Mohamad Dasuki.
-Publicidad-

Cinco millones de pesos adeudan funcionarios de la alcaldía de Maicao al restaurante Master Chef. Los desayunos, almuerzos y refrigerios fueron dados a crédito a nombre de la Secretaría de Gobierno Municipal y desde entonces han evitado cancelar, dijo José Jorge Coronel Rangel, propietario del restaurante.

José Coronel explicó a La Guajira Hoy, que ha hablado con el Alcalde, con el Secretario de gobierno y con el funcionario que solicitó el crédito en repetidas ocasiones para llegar a un acuerdo de pago, pero han pasado los meses y su situación económica está al borde de la quiebra.

Esa deuda puede llevar a la quiebra a un emprendimiento en la ciudad fronteriza.
Esa deuda puede llevar a la quiebra a un emprendimiento en la ciudad fronteriza.

“Este restaurante proveyó logística de alimentos durante la campaña electoral que llevó a Dasuki al poder y todo iba bien. Cuando comenzó la pandemia el señor Giovanni Gómez vino en nombre de la secretaría de Gobierno y solicitó el crédito. Yo en ese momento me confié porque pensé que tendrían palabra”, manifestó José Coronel.

-Publicidad-

También explicó que prefería no revelar su rostro a las cámaras debido a que ha recibido amenazas de muerte por publicaciones no autorizadas en medios de comunicación sobre el tema. Lo único que busca es que le cancelen para poder cancelar a sus proveedores.

Este medio de comunicación consultó al primer mandatario de Maicao sobre el tema y este respondió que esa deuda no era de su incumbencia, puesto que no conocía al señor Coronel y que, en todo caso, sería una deuda personal que estaba siendo utilizada para “atacar a su administración”.

Quiero dejar muy claro que nosotros no le debemos ni sabemos quién es la persona. Como alcaldía nunca le hemos comprado nada. Si es una persona vinculada a la alcaldía no es nuestra responsabilidad. Ese tema para la alcaldía no existe”, respondió Mohamad Dasuki.

El secretario de Gobierno municipal, Rafael Solano, explicó que el tema ‘es totalmente particular’ y que es un asunto personal de un funcionario que no compromete en modo alguno a la administración pública.

Para mí tampoco existe porque es algo que tiene que ver con arreglos entre esas personas y en eso no nos metemos”, sostuvo Solano.

Por su parte, el señor José Coronel, manifestó tener evidencia de llamadas del secretario de Gobierno en las que le explica que tuviera paciencia puesto que esperaban unos recursos. También reconoció no tener facturas de los servicios prestados, pues los acuerdos fueron verbales.

Todo esto ha sido tomado como un chisme político. El señor alcalde me dijo en mi cara que él mismo me resolvería este problema; como comerciante debería saber lo rudo que es esto. Un día lo vi en la zona bancaria y sus escoltas me impidieron hablarle. Me tocará tomar medidas legales aunque me maten o no sé qué me pueda pasar, pero esto debe llegar a su fin”, puntualizó José Coronel.

-Publicidad-