La familia Otero Medina tiene miedo de estar infectada con la covid-19 por lo que le piden a la EPS que por favor se trasladen a su residencia para terminar el proceso de prueba que no han culminado.
-Publicidad-
-Publicidad-

Por: Wilfrido E. Solano, especial para  La Guajira Hoy.

Con el paso del tiempo llena de preocupación y angustia a la esposa, los hijos, y familiares cercanos del fallecido Ángel Antonio Otero Gómez, de 72 años de edad y conocido en el ámbito de la construcción como ‘El Mono España’. Quien por la quejadumbre de una afección respiratoria, lo remitieron a la clínica Maicao donde infortunadamente falleció.

La evidente preocupación de la familia Otero Medina residente en el barrio Boscán de Maicao, se centra en que fueron visitados en su hogar por una comisión de la secretaría de Salud Municipal la cual quedó en regresar para la prueba de covid-19 del resto de integrantes que estaban ausentes.

-Publicidad-

Hoy en día las personas que no estaban presentes, ahora no salen a trabajar ni a realizar una que otra diligencia esperando nuevamente la comisión y esta no llega. Esta posible negligencia de la comisión los tiene ‘quietos en primera base’. Sin embargo, los familiares no han recibido el resultado de la prueba y les advertirían adoptar medidas posterior al diagnóstico. 

Ángel Antonio Otero Gómez

Los familiares siguen impacientes, pero después de varios días no han regresado ni aún después del pasado jueves que el cadáver de su padre y esposo, fue trasladado directamente de la clínica al cementerio San José de Maicao.

Pese a que su presunto deceso sería obra de la pandemia, la mayoría de integrantes del grupo familiar se encuentran afectados de gripe y una de las hijas está recibiendo tratamiento de quimioterapia. Los innumerables amigos lamentan la partida de El Mono España quién dejó de responder a sus signos vitales luego de un día de permanencia en la clínica Maicao.

Igualmente, lamentan la presencia de Alzheimer cuyas muestras de afección eran notorias en la postrimería de sus 72 años hasta el instante de su sentida exhalación final. Asimismo, otro de los hijos en condición de discapacidad requiere igualmente de la asistencia médico preventiva.

Con ‘El Mono España’ convivían cuatro de sus cinco hijos: Sheyla, Yacilia, Disneyla Emerson y Ángel Otero, este último, paciente en condición de discapacidad.

A esta familia se le suma a su aciago momento la preocupante reacción que está experimentando la viuda María Medina Romero después de inocularse la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 la cual le ha producido inapetencia gastronómica y resequedad en la boca y garganta.

El dificultoso cuadro de la familia Otero Medina llama la atención de las autoridades como respuesta al derecho constitucional que les asiste y en su caso particular la corresponsabilidad de la política pública de salud social del municipio.